CCG 23

Card Captor… ¿Goku?

Por Ulti_SG

ulti_sg@hotmail.com

Capítulo 23
* Todas fueron una

Eriol: No puedes hacer eso! Es una locura!

– ¿Por qué no eh de hacerlo? Si tu mismo has hablado… individualmente no son nada… pero unidas… si que darían vida a algo difícil de detener…- dijo con malicia mientras sostenía las cartas- Pero vamos… sabes lo que significaría para ti si lo hiciese… la oportunidad de ver a alguien de tu pasado…

Eriol: No de ese modo, no te lo permitiré- dijo desafiante al aparecer su báculo dorado, algo que causo gracia a aquel ser.

– A diferencia de ti, soy alguien que conoce sus limitaciones… Y en este cuerpo tan juvenil y tan frágil es difícil que soportase tanto poder… y como te dije una vez, desconozco si este cuerpo muere yo también sufriré ese destino… no soy partidario de correr riesgos… pero a veces se deben de correrlos para conseguir lo deseado…

Eriol: Explícate…

– Sabes tan bien como yo, que las probabilidades de que una criatura con exceso de poder sea fácil de controlar, incluso, volverse en contra mía… Sin embargo… gracias a mi esencia rondando este cuerpo, seré capaz de adaptarlo a todo este poder que estas criaturas poseen… El poder de Sakura, del saiyajin… un ser con niveles de energía mas grandes de los que pudiese el hombre jamás imaginar… Este cuerpo servirá de catalizador para que todas aquellas energías se reúnan…

Eriol: ¿Y crees que me quedare quieto viendo como lo haces? No lo creo- de un movimiento rápido empujando su báculo hacia el frente, del cual se desprendió una ola de energía hacia su enemigo, quien de un movimiento igual de rápido, apareció un báculo en su mano (el cual le pertenecía a Sakura) y lo interpuso para crear una barrera que logró retener el ataque.

– No pienso desperdiciar mi tiempo contigo! Tendrás que jugar medio tiempo con alguien de las ligas menores!- dijo al ingeniárselas para tomar una sola carta, la cual solo brillo momentáneamente cuando varias siluetas abominables habían aparecido de prácticamente la nada, que se abalanzaron sobre el hechicero.

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

Residencia Daidouji

Kerberos de pronto se encontró solo en aquella enorme construcción. Intento buscar a alguien pero no tenía demasiada suerte…

Fue cuando sus pasos lo llevaron a toparse con la pantera negra, quien parecía estar custodiando una habitación.

Kerberos: ¿Dónde se encuentra Clow?- preguntó a la otra bestia.

Spinel: Es evidente no?… Se ha ido a luchar contra ‘eso’.

Kerberos: ¿Qué?! Y por qué no me lo dijo? Lo hubiese acompañado! Hombre desconsiderado, ya me las pagara!- murmuró con cierta furia- Pero si sabes eso ¿qué rayos estas haciendo aquí sentado mientras él esta allá corriendo peligro? Es tu amo!

Spinel: Lo sé… pero como dices, es mi amor… y debo acatar sus ordenes…

Kerberos: Te pidió que no lo acompañases? Esta demente! Lo mataran! No importa que antes haya sido Clow, no creo que pueda él solo! Y tu, prefieres obedecer en vez de guiarte por el sentido común?

Spinel: A diferencia de tu Kerberos, yo si sé acatar ordenes cuando se deben…. Y la orden del amo Eriol tiene mucho valor…

Kerberos: ¿Qué clase de orden es esa? Quédate y toma un poco de leche mientras yo acabo solo con los malos?- agregó sarcástico.

Spinel: … Me pidió el cuidar algo igual o más valioso que su misma vida… Ah su señora esposa y al ser que ella ah concebido en su vientre…

Kerberos: Pero de qué hablas, ese mocoso esta ya casado? Con quien?

Spinel: Eres un despistado de primera Kerberos- sonrió entre dientes- Tu la conoces…

Kerberos: …. ¿con la pelirroja? O.O! Pero si la diferencia de edad es demasiada!

Spinel: La edad nunca debe ser un impedimento para encontrar a tu pareja Kerberos… Pero claro, como eres un ignorante, no lo entenderías.

Kerberos: Grrrr deja de molestarme ¬¬ no eh tenido un buen día…. Y tal vez no acabe tampoco bien… Así que Clow, es decir, Hiragizawa tiene que volver si es que quiere ver a su cría llegar a este mundo…. Bien, a diferencia de ti, yo no tengo ninguna tonta orden que cumplir, sino mas bien una promesa…. Así que iré y a ayudare al desconsiderado de tu amo y haré lo posible para regresarlo de una sola pieza.

Spinel: Kerberos….

Kerberos: No digas nada, recuerda que yo alguna vez, estuve en tu lugar.

Spinel: …. Cuídalo… así como yo protegeré a todos los que se encuentran aquí, incluso a tu amo.

Kerberos: Gracias… Pero dime ¿a dónde se dirigió? O.ó

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

Parecían ser seres uniformes hechos de jalea oscura las que aparecieron por medio de aquella carta. Se movían con rapidez al optar por estructuras liquidas como si se tratase de tinta.

No paraban de moverse alrededor del hechicero quien se encontraba atento al primer ataque. Una de las tres manchas de tinta fue la primera en atreverse a actuar, dirigiéndose hacia él mientras que en su vuelo tomó forma de cortantes y sólidos filos como si se tratase de una espada. Eriol utilizó su báculo para contrarrestar el ataque y detener el avance de la criatura, la cual había actuado de esa manera para poder acercársele lo suficiente, optando por su estructura liquida y envolver al hechicero como si se encontrase dentro de una burbuja de masa viscosa, a la cual se le unieron las otras dos para volverse más voluble, comenzando aquella masa el moverse con rapidez simulando un tornado.

Pero aquel era un truco barato para Eriol Hiragizawa que con un solo ‘soplido’ de su magia, aquel remolino de viscosidad se dispersó por el parque de diversiones como si muchos huevos podridos hubiesen sido arrojados.

Logró divisar a su verdadero enemigo, quien se encontraba en el punto más alto de algun juego mecánico, disponiéndose a actuar.

– Si te eh permitido venir hasta aquí Clow, es para que veas el principio del final que siempre intentaste impedir- pensó momentos antes de que un circulo de luz se hubiese dibujado a sus pies.

Utilizando su hechizo para volar, Eriol se apresuro a darle alcance, al tenerlo a escasos metros de distancia, una ráfaga de flameante energía rojiza salió de su báculo hacia su enemigo, quien parecía no poner resistencia al estar tan cerca de un impacto… pero antes de que eso ocurriese, una manta de masa de tinta se interpuso al haber atrapado aquella energía y consumirla con su manto de viscosidad.

El hechicero se sorprendió, pero las otras dos criaturas lo habían tomado de las piernas, obligándolo a descender de nuevo y alejándolo de su amo.

No pudo evitar el impacto contra el suelo que se llevó. Sabía de antemano que esas cosas se trataba de obras de la carta ‘Create’*.

Una de esas aberraciones intento envolverlo nuevamente pero los vientos lo cubrieron con su conjuro y obligo a esas bestias retroceder, empujándolas y elevándolas en los aires y que estas se estrellasen en los juegos, desparramándose al similar solo ser manchas… pero en menos de dos segundos se unían y lo intentaban de nuevo.

jamás creyó que sus cartas pudiesen tener usos de aquella magnitud… vaya que pueden ser difíciles de contener… Pero no debía sentirse sorprendido, eso no le permitiría el concentrarse… y si no estaba lo suficientemente centrado no sería capaz de volver a casa… Al lado de su esposa y del bebe que esta había confesado estar esperando… Tal vez, hubiese preferido él el no escucharlo hasta regresar una vez que todo esto terminara… pero ciertamente no le gustaría morir aquí sin haberlo escuchado de los labios de Kaho…

allá en los cielos, el símbolo bajo sus pies se había intensificado mientras que palabras inaudibles salían de los labios de aquel ser, conforme sus palabras emergían, el puñado de cartas comenzaban a mantenerse en el aire, siguiendo una formación hasta formar un circulo alrededor de aquel cuerpo mientras comenzaban a emanar una energía dorada.

Era fácil el darse cuenta las energías que se estaban reuniendo sobre su cabeza. ¿Sería capaz de detenerlo?

Nuevamente su exceso de atención lo lleva a recibir ataques sorpresas. Las tres criaturas se habían trasformado en enormes columnas de la misma consistencia, pero con una apariencia sólida y filosa. Cada columna se doblaba con rapidez para golpear con su filosa punta contra el suelo en un intento de dar sobre el hechicero quien esquivaba con agilidad los ataques. En un instante, las enormes columnas se dividieron en numerosos hilos cortantes que se movían de forma de serpentinas a su alrededor, un solo roce de ellas era capaz de romper con facilidad su ropa e incluso herir su piel.

Ante la dificultad de la situación, y al ser aquellas serpientes tan veloces… no había nada que el frío no pudiese inmovilizar!

Una ola gélida emergió a través del cuerpo del hechicero en todas direcciones en que lo atacaban… El contacto con aquel conjuro de hielo, inmovilizo a cada una de las extensiones de las criaturas, solo bastó con un golpe de su báculo para convertir aquellas columnas en pequeños trozos de hielo.

Pero el deshacerse de ellos solo fue justo a tiempo para que pudiese ser espectador del proceso que ya sería imposible de detener…

Veía como es que el circulo de cartas comenzó a moverse con cierta rapidez alrededor de aquel cuerpo, llegando un momento que una por una comenzó a introducirse a ese cuerpo, logrando que este se convulsionase ligeramente por cada vez que una de aquellas cartas se unía a este, mientras que su silueta comenzaba a tomar un constancia como de estar hecha de mercurio liquido, para después comenzar a moldearse de acuerdo a las originales características…

Instantes después frente a Eriol Hiragizawa había aparecido una silueta que solo por los recuerdo de su vida pasada se sintió ciertamente nostálgico el poder verla nuevamente…

Cuando aquel efecto en su cuerpo comenzó a desaparecer, dejo a su vista un cuerpo con diferente apariencia… el color de su piel se había tornado mucho más clara, mientras que su cabello se había tornado de un dorado muy claro y ondulado que se encontraba peinado de una manera muy oriental pero que le permitía notarse el verdadero largo de su cabello que llegaba hasta la cintura.

Eriol entro en contacto con aquellos ojos verdes claros que se encontraban vacíos de emoción alguna. De las espaldas de aquella bella criatura comenzó a emanar una especie de neblina oscura, la cual tomaba formas fantasmales mientras que una clase de rojizos ojos como si se trataban de carbones encendidos se mantenían sostenidos entre aquella bruma… de la cual pareció emerger aquella voz nuevamente después de reír ante su triunfo.

– Deberías agradecerme… después de tanto tiempo transcurrido finalmente la tienes aquí…- hablaba la voz del ‘enemigo’ proveniente de aquella bruma, los labios de aquella criatura se mantenían cerrados- Ahora, será irónico el ver como es que tu amada Sakura será quien te destruya! La creación destruirá al creador, es irónico…

Eriol: Eres un infeliz…

– Es lo mejor que tienes para mí- preguntó sarcástico- Ja, pero veo que los insultos jamás han sido tu fuerte remedo de mago…

Eriol se mantenía en guardia al conocer qué clase de enemigo era a quien enfrentaba… su energía era muy poderosa… ¿podría luchar contra algo así?…

– Ahora, un poco de ambientación…- dijo mientras la criatura miró hacia el cielo- jamás me han agradado ese par…- refiriéndose al sol y a la luna, al encontrarse en horas en las que ambos coincidían en los cielos- No hay como el contemplar el solo vacío de la oscuridad- la criatura levantó su mano hacia el cielo, de la cual una columna de sombras salió de la palma de su mano, que se levantó hacia los cielos en donde comenzó a expandirse por todo el campo celeste y cubrirlo poco a poco… No solo sobre los cielos de Tokio, sino por todo el Japón, incluso comenzado a extenderse alrededor de todo el globo- Así esta mucho mejor… eres una buena niña- hablaba la bruma quien era quien se mantenía adherida al cuerpo de aquella criatura, quien parecía no tener conciencia propia, y solo era una herramienta que el ente utilizaba par llevar a cabo sus acciones.

– Bien… creo que podremos poner a prueba, el poder que poseo ahora…. ¿estas listo?…

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

Kerberos: Maldición! Ese idiota de Clow ¿cómo se le ocurre ir solo?- continuaba refunfuñando mientras volaba a toda velocidad sobre la ciudad.

Spinel le había dicho que su amo había ido a ‘donde todo comenzó’, y para Spinel eso significaba que se refería al lugar en donde ocurrieron todos los hechos que vinculan al Mago Clow con aquel ente… su antigua casa, terreno que ahora se encontraba ocupado por un gran parque de diversiones… y justamente ahí mismo se había desarrollado la batalla contra la carta de ‘El vacío’… y ahora nuevamente otra batalla se librara ahí… ¿qué es lo que tenia ese lugar que atraería tales catástrofes?…

El sonido de una especie de hélice girando a toda velocidad fue captado por su fino oído, que lo alertó de voltear hacia atrás y divisar como es que un disco giratorio se aproximaba a alta velocidad, fue lo suficiente audaz para esquivarlo a tiempo antes de que lo golpease, pero a su paso se dio cuenta como es que aquello había cortado algunos cabellos de su pelaje. Se detuvo en el aire al ver cómo es que aquello venía de regreso, exhalando la llamarada de fuego por su hocico, esta golpeo a aquel disco, el cual sorprendentemente no sé detuvo por el impacto de fuego, más bien, partió la flama en dos, abriéndose paso por en medio hacia el guardián quien nuevamente tuvo la oportunidad de hacerse a un lado.

Aquel disco cortante ya no regresaría, ya que fue interceptado por una delgada y nauseabunda mano que la contuvo sin dificultad, siendo posible ver que se trataba de solo una hoz que había sido arrojada con aquel efecto.

– Temo que no puedo dejarte pasar…- añadió aquella esquelética criatura que ya antes había visto acompañando al enemigo.

Kerberos: No desperdiciare mi tiempo con solo un perro faldero de ese maldito- dijo con la intención de irse.

– Te aconsejo que ni te atreves a darme la espalda… podría matarte y jamás sabrías lo que te golpeo…- lo amenazó.

Kerberos: ¿Qué ganas con retenerme aquí? Solo eres una marioneta que será inútil y obsoleta si tu amo logra triunfar.

– Eso no me interesa, comparto la visión que el amo nos ha enseñado, un mundo en donde seres como tu y yo no seamos temidos o catalogados como venidos del infierno… en donde seamos respetados…

Kerberos: Aunque suene todo un paraíso, tu amo se ah atrevido a fastidiar muchas vidas, entre ellas la de Sakura, y eso jamás se lo perdonare! Qué clase de mundo podría ser formado de una mente tan torcida como la de esas cosa… No quiero averiguarlo.

– La batalla que se esta librando, no es una a la que puedo dejarte ir… es algo que solo concierne a nuestros amos… Y de cualquier forma, ese humano que se encuentra allá ya no es más tu amo… por qué tu afán de protegerlo?

Kerberos: No necesariamente se debe proteger a quienes son nuestros amos, la vida siempre es valiosa sin importar de quien sea… Pero claro, eso es algo que jamás entendería un ser como tú…

– Hablas como si fuésemos diferentes… somos criaturas hechas de magia… Somos iguales…

Kerberos: Tal vez compartamos el origen… pero somos muy diferentes en todos los demás aspectos, y ahora apártate de mi camino!- nuevamente una ola de fuego se manifestó a través de sus fauces.

Aquella criatura que sería una excelente representación de la misma muerte, hizo que su hoz girara frente a él a gran velocidad y con la capacidad de revertir la dirección del fuego, algo que tomo de sorpresa al guardián que se escondió tras su barrera mágica que replegó su propio ataque. Cuando las llamas se hubieron consumido al golpear el escudo, la cara esquelética salió entre las ultimas llamas, cuando su oponente intento atestar un golpe con su arma, la cual logró hacer una gran fisura en su defensa. Aquel momento en que la hoz vibró por el golpe contra el muro, Kerberos lo embistió con rudeza y de un modo intuitivo optó por utilizar sus zarpas que se deslizaron sin problema sobre aquella pútrida estructura.

Ante el ataque directo que la criatura recibió, decidió responder con otro, colocando su mano sobre el guardián, una esfera de energía se formó en su palma la cual golpeo directa y bruscamente al cuadrúpedo quien caía velozmente, pero cuando creyó que se estrellaría, sintió como es que frías cadenas de acero se enredaron en su cuerpo y cuello ejerciendo una gran tensión sobre este que lo elevó nuevamente a los aires.

Como si de sus propias venas hubiesen salido aquellas cadenas, aquel ser bajó al suelo mientras que su oponente se mantenía arriba. Al encontrarse con los pies en la tierra, tiro con fuerza de aquella cadena, logrando que el impacto del guardián fuese con más fuerza y resonancia…

Todo aquello lo había efectuado solo en unos segundos, y el choque contra el suelo lo resintió todo su cuerpo, el cual había sido tremendo, tal vez alguna que otra costilla se encontrase rota o fuera de su lugar…

– Ah, el gran Kerberos… aunque ahora estés dotado de una energía superior por tu actual dueño, no sabes como utilizarla… es un completo desperdicio… pero en fin….- levantando su hoz para atestar contra su cabeza- Me quedare con tu cabeza como un recuerdo de este día… se vera muy bien adornando el salón principal de mi amo….

Un destelló que relució de pronto en aquella oscuridad, atrajo la atención del demonio, la cual se dirigía a él con rapidez sin pensar que podría tratarse de una esfera de energía que lo golpeo con rapidez y la fuerza lo elevó al cielo en donde la energía explotó, lo había tomado completamente desprevenido…

Aquel ser había sobrevivido a la explosión, su piel chamuscada presentaba algunas heridas, pero aun podría continuar en la lucha. Sus furiosos ojos buscaron a su agresor entre el humo que aun lo rodeaba, pero cerca de donde había dejado el cuerpo del guardián dorado, pudo divisar una silueta más, una que ya había enfrentado una primera vez… y que ciertamente estaba esperando el tener una segunda oportunidad.

Kerberos miró al recién llegado con cierta sorpresa, quien se había inclinado para verificar el estado de su compañero.

– No es nada serio… vivirás.

Kerberos: Yue! ¿qué haces aquí? Creí que tu…

Yue: después te contare…- lo interrumpió- Aunque no sea nada grave, tu estado no te permitiría moverte con libertad, y eso no serviría…- dijo al colocar sus manos sobre el cuerpo de su compañero.

Kerberos: oye ¿qué haces? Estas loco, no debes de darle la espalda a ese sujeto por que sino…. ¿qué.. es lo que pasa?- preguntó al comenzar a sentir algo extraño a su cuerpo, que poco a poco comenzó a sentirse mejor.

Yue: Ya estas curado- dijo al ponerse de pie y aun continuando dando la espalda al demonio- Puedes ponerte de pie tu también…

El guardián no le daba crédito a sus palabras, pero aun así lo intento y todo se encontraba bien…

Kerberos: No puedo creerlo… ¿Por qué jamás me dijiste que podrías hacer algo así? >.< eres un desconsiderado!

Yue: … Lo que sucede, es que jamás había podido hacer esto… hasta hoy… pero es solo algo temporal…

Kerberos: ¿De qué hablas?

Yue: Solo basta que te des cuenta de mi presencia ahora para darte una idea…

Kerberos iba a decir algo, pero el ver como es que aquella hélice cortante venía en dirección de ambos, solo pudo sugerir a su compañero que la evitase. Pero este muy confiado se volvió lentamente y recibir el ataque de frente.

Kerberos y el demonio creyeron que lo siguiente que verían sería la hoz cortando en dos al ser alado… pero algo diferente sucedió. Yue levanto su mano y sin temor alguno, había logrado sujetar en el momento oportuno el mango del arma para detener su avance al encontrarse en sus manos.

– ¿Qué?! Es imposible!!- exclamó anonadado al saber de antemano que solo él podría tener dominio sobre aquella arma.

Yue: Tu no eres el apropiado oponente…- añadió al sonreír con ironía- … Es solamente con tu amo con quien pienso gastar mis mejores cartas!- de un movimiento repentino, Yue lanzó la hoz del mismo modo que el demonio, hacia su dirección.

– Ja, estúpido, ¿crees que puedes matarme con mi propia arma? Nadie puede dominarla mejor que yo- se dijo confiado al alzar su mano para tomarla y detener su avance, pero antes de que eso pasara, los ojos de Yue destellaron levemente antes de que la hoz se envolviese con un destello similar y cortase la mano del demonio, quien gimió del dolor de un modo ensordecedor. La hélice cortante dio media vuelta a la orden del guardián plateado y esta vez partió en dos a la criatura, quien en un ultimo alarido sus restos se consumieron en llamas oscuras.

Kerberos miró atónito lo ocurrido, así como a su compañero, quien se encontraba tranquilo… pero algo había diferente en su mirada fría… era cierto gozo ante haber destruido a su oponente… Eso no era parte de él.

Kerberos: … Yue… ¿de verdad eres tú?…

Yue: Por supuesto que si… Por qué desconfías…

Kerberos: …. Como si viéndote destrozar a una criatura de esa manera fuese algo que viese en ti todos los días!!! >.< …. o.o … si definitivamente eres tu Yue… logras que me irrite con facilidad.. >.< Pero cómo es esto posible…. creí que desaparecerías sin la energía de Goku!

Yue: Y eso debió haber pasado… sin embargo, nuevamente Clow tiene todo previsto… Sientes el cambio de mi energía?

Kerberos: Sí… no es la que tenias antes… tampoco es la de Goku… ¿Qué es lo que hicieron ahora a mis espaldas?

Yue: Esa mujer, Kaho, me ofreció una oportunidad de continuar existiendo… Yo la decline, puedo decírtelo, pero me hizo ver que ante la situación por la que pasábamos… se necesitaba de toda la ayuda posible… Es así como ella con su magia logró crear un laso entre mi vida, mi esencia y mis poderes, con la energía y poder de Uub…

Kerberos: ¿Qué?! Se volvieron locos todos?!

Yue: Descuida… no es que él me los hubiese cedido para siempre… es solo algo temporal… solo mi esencia y mis poderes están ligados a los suyos, es decir… puedo utilizar su energía y habilidad para luchar… Sabes también como yo que ese niño no es como cualquiera…. Y ante palabras de Goku, sabemos el pode que esconde… y es de ese mismo poder del que nos hablaba del cual sigo aquí… y es con la misma que planeo luchar…

Kerberos: … De ese Majin Boo…. Es por ello que eres capaz de curar a otros ahora…

Yue: Algunos conocimientos vienen a mí mientras pasan los minutos… pero creo tener el suficiente entrenamiento para saber manejar este poder- dijo con confianza.

Kerberos: Vaya… espero que si… Para nuestra suerte, tus poderes podrán hacerle frente….

Yue: Y también podrían los tuyos… recuerda de quienes los posees…

Kerberos: Bueno… es algo que aun no logro dominar…- dijo con cierta pena.

Yue: Lo harías… si es que no hubieses perdido tiempo jugando que entrenando- comentó.

Kerberos: ¬¬ Cretino…- pensó.

Ambos miraron cómo es que las sombras habían comenzado a devorar el cielo, algo que les alerto que debían darse prisa.

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

Rayos de energía caían a su alrededor y sobre él como si fuese una fuerte llovizna. Eriol lograba contrarrestarlas con su campo de energía, que lograba mantenerse en pie incluso ante la presión que ejercían los constantes ataques, e incluso en el interior de aquella burbuja sus ataques podían salir.

Aquella criatura femenina había llevado acabo todo este tiempo ataques indirectos… era tiempo que probase su fuerza…

La bruma que no se dispersaba ni por el movimiento, tomaron una forma como si fuesen alas que ayudaron a adornar su gracia en sus movimientos, volando a gran velocidad hacia el hechicero, atestando un golpe contra la muralla que aunque pareció resistir un primer intento, un segundo golpe la destruyó.

Eriol intento defenderse, mientras que vientos huracanados comenzaron a soplar a su alrededor. El viento mismo se presto a su protección , aprisionando a la criatura entre sus lazos de vientos, los cuales ejercían gran presión sobre el cuerpo, capaz de lograr destrozarlo…. claro, ese sería el caso si se tratase de un cuerpo normal… pero estamos hablando de uno que posee la fortaleza de un saiyajin, y como tal, el despliegue de su energía interna fue más fuerte que el poder de la naturaleza misma, que repelió las ataduras del viento.

– Ese viejo truco ya no te servirá como en nuestro ultimo enfrentamiento- añadió la bruma quien continuaba con su apariencia de tétricas alas- Este cuerpo posee poderes tan amplios… que sería difícil que en un solo combate pudiese explorarlo todo… ¿Qué pasa Clow, esto es lo mejor que puedes ofrecer? Je, no te desanimes… es comprensible… eres humano, con magia claro, considerado uno de los mejores hechiceros de los tiempos, tu nivel espiritual es excepcional… ningún otro mago en este planeta sería capaz de superarte, ni una criatura sobrenatural… sin embargo no te estas enfrentando a un mago… ni a una criatura cualquiera… relativamente te enfrentas a un ser que no es de esta dimensión… a un saiyajin! Y su fuerza no puede contenerse con magia!- juntó sus manos y una esfera de energía fue directo hacia Eriol, quien por la poca distancia entre ambos, solo atino a levantar su mano frente a él y con ella logró contener la energía, la cual logró regresar y golpeo directamente a la criatura.

Cuando el humo se hubiese levantado, Eriol agudizó sus sentidos para evitar algun ataque sorpresa, lo cual le ayudo para lograr esquivar el golpe cortante de una espada que cortó la cortina de humo con facilidad. Aquella criatura había manifestado una larga espada con características sombrías con la cual utilizando las habilidades de una de las cartas manejaba a la perfección, sin embargo, Eriol también contaba con conocimientos de esgrima por lo que con el uso de su báculo lograba defenderse.

– Vaya.. al parecer aun te sobran trucos…

Eriol: … No siempre deben mostrarse las mejores cartas en el primer round…- sonrió.

– Ja, no has visto nada, sigues respirando porque así lo deseo…. Además… la magia no siempre lograra salvarte!

Eriol: La magia lo es todo! Es algo que has de saber muy bien!- se las ingenio para lograr tomar a la criatura de la muñeca y ante un conjuro de fuego, las llamas se extendieron por el cuerpo de aquel ser, quien pareció resentir el calor de las llamas, alejándose, hasta que en un momento de lucidez en aquel susto al fuego llamó al espíritu del agua quien la cubrió como un remolino para extinguir las llamas. Cuando hubiesen desaparecido, la criatura no contaba con deterioro en sus ropas y cabello, solo ligeros rastros de suciedad en su rostro.

– Jajajaja olvidas que yo no soy quien recibe el daño directamente, si no tus lindas flores de cerezo?

Eriol: Sabes que eso no me detendrá….

– De cualquier manera no puedes hacer mucho…. eres un simple humano y tus fuerzas no se comparan con las de un saiyajin…

Eriol: Confías demasiado en esa fuerza… la cual no me has mostrado si quiera… Pero pruébame…

– Lamentaras esas palabras…- murmuró al verlo como un desafió. Alrededor del cuerpo de la criatura una aura dorada comenzó a emanar mientras que su presencia se incrementaba y concentrase su energía en una de sus manos- Con este soplido de energía seré capaz de eliminarte y tal vez toda la ciudad!!

El humano soltó su báculo el cual cayó al suelo resonando, aquel acto solo lo vio como uno que denotaba su rendición, más sin embargo miró fijamente a su oponente, quien ante la confianza que destellaba en sus ojos no aguardo ni un momento más en lanzar el ataque. La energía se dirigió a él con prontitud derribando todo lo que hubiese antes de llegar a su blanco principal.

Eriol había concentrado su espíritu, habiendo haciendo unos trazos con sus manos frente a él, en donde unos símbolos extraños se hubiesen dibujado al tratarse de un conjuro.

La energía se impacto en aquel dibujo, el cual se hubiese desvanecido de no ser porque aquel símbolo había ‘consumido’ la energía por completo, desapareciéndola a la vista!!

El asombro fue máximo, y más cuando aquella criatura se dio cuenta cómo es que aquel mismo símbolo, el cual había absorbido la energía, se hubiese dibujado a sus pies, liberando la energía que había atrapado en su conjuro contra ella misma.

La energía liberada se levanto como una gran cilindro que toco los cielos, al haber envuelto al enemigo en ella.

La conmoción fue grande ante la explosión que se suscitó después de algunos momentos. Aunque Eriol Hiragizawa fue solo un humano, aun posee habilidades que ayudarían a que la humanidad pudiese sobrevivir… Aunque era conciente que por si solo sería imposible el que pudiese sobrevivir… Por lo menos, podría luchar para contener esta amenaza aunque sea temporalmente… Estaba conciente que en esta lucha su participación no sería prioritaria como la ultima vez… debería ceder el lugar a otras personas… Pero aun así no quedaría solo como espectador.

Repentinamente, una ráfaga de viento huracanado dispersó el humo y empujó algunos escombros que en el parque se encontraban.

– Argh! Infeliz!!!- exclamó furioso al estar conciente que aquel ataque había sido peligroso, demasiado peligroso…

Eriol: ¿Decías algo sobre la debilidad de mi magia?…

– Basta de juegos!! Maldito!! Te estas burlando de mí? Eso jamás te lo perdonare!!- en un movimiento de ira, se precipitó hacia el hechicero para golpearlo, pero en el transcurso, y aun conservando su tranquilidad levantó sus manos frente a él, habiendo logrado creado una barrera, la cual la criatura estuvo convencida de romper con un golpe, pero cuando su mano se hubiese postrado sobre la barrera, una gran descarga de electricidad recorrió su cuerpo, el cual se intensifico al no ser capaz de apartarse de la barrera ya que atrajo su cuerpo como si se tratase de un imán contra la barrera electrificada. Eriol se alejó al prever lo que sucedería después, ante una desesperación que correría para cualquier criatura al estar en peligro, hizo estalla su ki el cual consumió con facilidad la barrera y la desapareció.

La criatura en ese momento se sintió colérica, aunque en el rostro de aquel cuerpo no se mostraba mas que la carencia de emoción…. Pero el ver la sonrisa de tranquilidad de Clow… entendió… entendió que el perder la calma solo lo llevaría a cometer estupideces como las que había hecho…

Intentó reponerse emocionalmente, lo cual logró. Y comenzó a pensar con tranquilidad… y frialdad… había estado atacando de un modo equivocado, el modo sorpresivo siempre había sido su especialidad…

Grandes y gruesas ramas se abrieron paso desde debajo del concreto justo debajo de los pies de Eriol, al cual apresaron con rapidez impidiéndole movimiento algunos. Pero aquello no termino allí, cuando lo hubiesen atrapado a través de las ramas se dispersaron descargas de una energía propia de la criatura, la cual logró sacarle gritos de dolor al hechicero.

El Enemigo creo un disco de energía en su mano- Ahora… podré quedarme con tu cabeza…- añadió antes de haber lanzando aquel largo y delgado disco, el cual hubiese llegado a cortar con facilidad el cuello de Eriol, de no haber él levantado su báculo por medio de sus pensamientos, el cual se interpuso ante el disco de energía al cual logró desviar. El mismo instrumento, utilizó su estructura para liberar a su propietario, quien lo tomó nuevamente y con él se hubiese defendido al crear una ola de energía que consumió las espadas de hielo que hubiesen sido creadas por su oponente, quien ante el constante descubrimiento de sus poderes, en aquel momento se dio cuenta de que con su pensamiento podría crear cosas con tan solo desearlo… en aquel momento una flecha de hielo había aparecido detrás de Eriol quien no se percató de ello, hasta que se hubiese clavado en su espalda!

El sentir el intenso dolor en un solo punto de su espalda , y como algo tibio había comenzado a recorrerla y empapar su piel, fue que sus energías completamente se debilitaron… El dolor no era un buen aliado…

Hubiendo tenido que sostenerse con su báculo es como se mantuvo el pie aun después de eso, intentó con su mano quitar aquella flecha que aun sentía a su espalda, pero no era capaz de alcanzarla… sintió mucho dolor, y ello no le permitía concentrarse a lo que estaba sucediendo, como era que su oponente se disponía a destruir con una esfera de energía la cual lanzó directo a él, esperando que diese en el blanco… mas sin embargo eso no ocurrió!

La imponente figura del guardián de ojos dorados había alejado al hechicero de la trayectoria del ataque, pero Yue la interceptó con sus manos para evitar que destruyese alguna parte de la ciudad.

– Pero qué significa esto?- se peguntó al contar con la aparición de los dos guardianes, al saber que solo uno podría ser una molestia la cual debía haber sido erradicada por su sirviente- Yue… ¿cómo es posible?- le preguntó- Creí que para estos momentos te encontrabas siendo parte de la nada…

Yue: Eso es lo que mas te hubiese convenido ¿no es cierto? Te recuerdo, te recuerdo perfectamente….

– Tal parece que has recuperado tu memoria, tu fuerza y vida…. No contaba con ello es cierto, pero tu presencia aquí no significa nada! No eres nada ante este poder que tengo en mis manos.

Yue: Tal vez… pero es un poder que no vale nada al carecer del consentimiento necesario…

– ¿Y crees que eso me importa?! Ja, ilusa criatura, solo eres un hablador.

Yue: Pruébame…

– Y hablas igual que tu despreciable creador.

Yue: Nadie habla mal de Li Clow en mi presencia! Has causado mucho daño, es momento de detenerte!

– ¿Qué podrías hacer tu solo ante el poder de un saiyajin?!

Yue: Te equivocas al creer que no eh venido preparado… Ahora, me encuentro respaldado por un poder muy similar al de un saiyajin, y lo usare para detenerte!!- su ki se había manifestado alrededor de él de un color plateado.

Aquel ente fue lo suficientemente capaz de percatarse del incremento de la energía de aquel guardián… así como el darse cuenta que no solo eran palabrerías lo que decía…

– Aunque ahora tienes ese poder… no creas ni un instante en el que significas algo para mí! Y te lo mostrare!- utilizó su gran velocidad para desplazarse justo detrás del guardián, pero este había interceptado su movimiento y logró bloquear su puño con el cual quería golpearlo, así como el que le quiso seguir, ninguno de los dos pudiendo llegar a cumplir su cometido.

La criatura se liberó del acercamiento y cubriéndose con su energía dorada, intento embestir a Yue quien se rodeo nuevamente de la suya, el choque resulto neutral al haber sido ejercido con la misma potencia, pero ninguno de los dos retrocedió al mantenerse.

Kerberos depositó a un Eriol herido a la suficiente distancia para que aun pudiese ser espectador de lo que sucedía.

Eriol se inclino sobre el suelo y nuevamente intento quitarse aquel trozo de hielo de entre la piel pero el guardián lo detuvo.

Kerberos: no hagas eso! Sería muy arriesgado, tal vez no sería capaz de contener la hemorragia….. y temo que las semillas del ermitaño ya no son una opción…

Eriol: … aceptare el riesgo… pero esto no puede… continua ahí… me esta quemando por dentro…- dijo denotándose su dolor en sus palabras.

Kerberos dio un vistazo a la herida y extrañamente observó como es que de el punto en que la carne y el hielo se fundían, cierta sensación de calor emanaba. entendió que debía extraerla antes de que fuese peor… Con Yue aquí se tendría una mejor oportunidad, ya que el poseer manos humanas sería fácil para él el extraerla y mas aun con esos poderes curativos que tenía… Ni hablar debía arriesgarse…

Kerberos: Esta bien… solo, no te muevas…

Eriol: haz… lo que tengas que hacer…- murmuró. sintió cierta presión cuando Kerberos sujeto la flecha entre sus fauces, ya que era la única manera en la que sería capaz de hacerlo… Y mucho fue su dolor, pero también su alivio cuando la sintió afuera.

Kerberos: Espera, ni se te ocurra desfallecer ahora Clow- dijo al ver como es que parecería que caería inconsciente- No es momento para que nos dejes solos…

Eriol: Siempre lo he hecho… oh no?…- habló- … Y eso es algo que lamento… de verdad lo siento Kerberos…

Kerberos: Mira… no es momento de hablar del pasado… Concéntrate, ¿qué es lo que podemos hacer? ¿y que te hizo pensar que podrías tu solo?

Eriol: … El venir aquí solo… no fue con la intención de acabar con él… Sabes que soy alguien que se apega a la realidad de las cosas… yo, un humano, no sería capaz de tal hazaña… No contra eso… Solo lo detuve mientras… Yue estaba listo… para evitar que pudiese irse contra la ciudad o cualquier otro punto del mundo.

Kerberos: Entonces, ya habías previsto todo, como siempre… ¿Crees que pueda vencerlo?

Eriol: … Tal vez… Solo míralo… ah cambiado, en todos los aspectos… De ustedes dos Kerberos, Yue siempre es el que obtiene mas cambios notorios cuando tiene un nuevo tutor… Con el poder que tiene ahora, su conocimiento y la fortaleza que adquirió su espíritu en este tiempo… Podrá vencer… Puede… Aunque… él no será el que obtenga la verdadera victoria…

Kerberos: Qué? Entonces quién?!

Eriol: … Alguien a quien Kaho solo ah visto en sueños… Estoy seguro que aparecerá…

Kerberos: Estas delirando o qué?- dijo escéptico a sus palabras.

Pero su atención se dirigió a aquel combate cuando las resonancias de la misma lo ensordeció.

Incluso para el guardián de plata, resultaba increíble la sensación que cada músculo de su cuerpo poseía gracias a través de la energía a la cual estaba unido… Poseía mucha destreza en combate, algo que jamás había tenido… pero su cuerpo se movía de una forma natural para defenderse. Su velocidad también había mejorado, así como sus sentidos se encontraban en un diferente nivel que le permitía predecir el siguiente movimiento de su adversario…

jamás había peleado de aquella forma, en donde la fuerza física y la astucia de ataques de su magia iban tomados de la mano… Era increíble… ni con la energía de Son Goku sintió aquella sensación, pero resultaba lógico… Majin Boo era un ser mágico, y ese hecho lograba que la energía fuese casi proveniente de la misma rama… por lo que la compatibilidad resultaba mucho mejor!

– No sé que es lo que te has hecho Yue… Pero es evidente que no eres el mismo de quien poseo recuerdos gracias a la memoria de Sakura… Pero tus poderes son asombrosos, no lo negare, son seres como tu los que necesito… Únete a mí- le propuso al haber detenido un momento el combate.

Yue: ……. A estas alturas, aun osas preguntarme eso?- dijo con despecho.

– Nunca es tarde para que te des cuenta que luchas de el lado equivocado…

Yue: Explícate….

– Aquí yo soy el sujeto malo… eso es lo que te han dicho…

Yue: Y lo eh visto también….

– Bueno, mis acciones no pueden ser medidas por mentes humanas…. ellos jamás lo entenderían… pero tu si… Seres como tú son quienes heredaran estas tierras cuando lleve a cabo mi visión…

Yue: No me interesa ninguna de tus proposiciones…

– Deberías…

Yue: … Bueno… has picado mi curiosidad…. la verdad no entiendo el por qué de tus acciones… así que responde, por qué todo esto, qué te ah impulsado a intentar destruir este mundo durante milenios?

– Ves todo tal y como los inútiles humanos te han enseñado a ver… Te equivocas, yo no quiero destruir este mundo… sino el mundo que los humanos han creado en él…

Yue: ¿de que hablas?…

– ¿Qué no lo entiendes?… Yo soy un ser que solo existe mientras la magia en este mundo exista… En un principio el humano dependió completamente de la magia, de seres nosotros para sobrevivir… pero con el tiempo, apareció la ciencia, la cual logró quitarle el valor a la magia… El hombre ingrato, suplió la magia por la ciencia y la tecnología!! Es repugnante! después de que fue la magia quien la alimento y protegió, la traiciono de esa forma! El hombre olvida la magia por la ciencia! Que no esta claro? Si el hombre deja de practicarla yo e incluso todos los seres como nosotros nos convertiríamos en nada!

Yue: … Y es por ello por lo que cada determinado tiempo, en que la tecnología avanzaba… tu detenías su avance… destruyéndola…

– Precisamente… Destruyendo la civilización que creaban por medio de los avances de su ‘ciencia primitiva’ es como todo debía comenzar para ellos de nuevo… y nuevamente recurrían a la magia… Pero siempre mis intentos han sido en vano! No pasaban ni dos siglos cuando nuevamente debía hacerlo de nuevo! Y así sucesivamente como un circulo vicioso… Comencé a sentir repugnancia por los humanos que traicionan el arte a quienes le deben su sobrevivencia… Los hubiese matado a todos, de no ser, porque eso nos destruiría…

Yue: …. Oh tal vez… es porque aún tienes fe en los humanos….

– ¿Fe en esa basura? ¿A esas criaturas indignas que desprecian tan hermosos regalos?- rió a carcajadas- No… la fe no es algo que nosotros debemos practicar ya que eso nos llevara al completo dolor al sentirnos traicionados por ellos… Hace ya algun tiempo, la civilización no había alcanzado a llegar mas haya de un periodo feudal, lo que ves ahora jamás permití que sucediera… y no lo hubiese permitido de no haber sido por el inmundo de Clow que me condeno a esto! Pero después de todo, supe como aprovecharme de la situación… tuve que esperar mucho tiempo, y con repugnancia veo lo que el hombre a construido en mi ausencia…

– Gracias a sus intentos por detenerme eh podido a acceder a este cuerpo y existencia! Me ah brindado la capacidad de llevar a cabo mi visión y esta vez, solo sobrevivirán los humanos a quienes yo escoja, hechiceros consumados que sé jamás permitirán reemplazar sus artes por ciencia y ese pensamiento será algo que transmitan a sus generaciones…

Yue: Entonces, solo fastidias civilizaciones para tu sobrevivencia? Eso es una bajeza.

– ¿Bajeza?! El querer seguir viviendo acaso esta mal?

Yue: Sí… si lo haces por motivos egoístas lo es…

– No sabes lo que dices… no sabes lo que yo eh visto…. Todos nosotros, tu y yo nacimos del mismo ‘árbol de vida’ …. He visto como muchos de los nuestros perecen por la falta de presencia de la magia en la humanidad… Nuestra especie desaparecerá si lo permitimos!- exclamaba furioso mientras que su ki comenzaba a aumentar a otros niveles por el enfado e impotencia en sus palabras.

Yue: Tal vez…. tal vez tengas razón… Yo, recuerdo que tenia una impresión similar hacia los humanos quienes no conocían la magia… Mas sin embargo… eh aprendido que toda vida debe ser protegida y respetada, hechicero o no hechicero, ambos tienen el mismo valor!

– Ja, qué podría esperar de una criatura como tu que ah sido contaminada por la moralidad de los humanos… Esta bien, te ofrecí el formar parte de las criaturas que tendrán la oportunidad de ver nacer mi mundo… pero preferiste rechazarla y morir por proteger este mundo fundamentado por quienes te temen… Pobre criatura insensata… permíteme ser quien acabe contigo!- su nivel de energía se incremento de golpe, siendo Yue afectado por las ráfagas de viento que lo alcanzaron y lo empujaron hacia atrás con violencia, pudiendo reponerse en el aire al incrementar su energía y estabilizarse.

– Por demostrarme que eres el único que podría echar todo a perder, el único rival indicado para mi, permíteme destruirte con los poderes de tu actual dueño como símbolo de mis respetos! Únete a él en el mas allá!- había alcanzado un nivel máximo con aquella energía que había hurtado. La diferencia entre ambos se había desnivelado…

Yue: Debo detenerlo… sé que puedo… debo utilizar esta fuerza para hacerlo… Si Goku no mintió… la fuerza de ese tal Majin Boo podía contener fácilmente sus fuerzas con facilidad….

Miró cómo es que su oponente se dejo venir sobre él como bala, superando su velocidad como para esquivar los golpes que le proporcionaba al chocar contra él, al golpearlo como si solo estuviese jugando con él….

De un momento a otro, sobre los codos de aquel cuerpo femenino, se formaron una hojas de hielo, con las cuales comenzó a herir al guardián quien solo era capaz de reducir el daño, pero su cuerpo y blancos ropajes ya contaban con algunas heridas sangrantes.

Era desconcertante el darse cuenta de su ahora resistencia física… en otros momentos de su vida, su cuerpo ya hubiese desistido de mantenerse en pie o conciente.

Mientras su cuerpo era golpeado en todas direcciones, ciertas palabras resonaron en su cabeza… “Enfurécete… enfurécete Yue y veras como es que tu poder llegara a niveles insospechados”

Se sentía furioso… pero, no sentía ninguna clase de cambio al estarlo… Aunque conforme su mente repaso todo los hechos que habían ocurrido por culpa de aquel enemigo… sentía como es que la misma impotencia de no poder hacerle nada comenzase a incrementar de un modo extraño su ki…. Y poco a poco sus sentidos se agudizaron de tal forma que pudo prevenir un golpe que iba directo a su cuello, debiendo tomar la hoja filosa con sus manos desnuda para evitar que le cortara la cabeza. Su oponente se sorprendió ligeramente, pero rápido fue su contraataque al liberarse de su agarre. Utilizando una combinación de golpes con sus puños y sus navajas iba sobre el guardián, quien había optado por guardar sus alas al estorbarle en aquellos momentos, y vaya que su agilidad mejoro, la fricción de sus movimientos de desplazamiento se había reducido notablemente.

En un momento, Yue logró colocar sus manos sobre el vientre de la criatura, un momento que pudo haberse congelado para ambos, ya que ante aquel contacto, sin miramientos, Yue dejo escapar ráfagas de energía de sus manos que habían sustituido el ataque de hielo que comúnmente realizaba.

Los continuos ataques elevaron el cuerpo de la criatura, sin la posibilidad de que pudiese apartarse de la trayectoria de estos al golpearla violentamente.

Si Yue hubiese tenido la oportunidad de ver la repetición de el combate que estaba sosteniendo… no hubiese sido capaz de reconocerse. En su semblante irradiaba la satisfacción que tenia por aquella lucha… Instintos de guerrero habían nacido en él por aquella unión, y en sus acciones y movimientos eran evidentes…

Kerberos: … No puedo creer lo que veo… ¿cómo es que puede moverse de esa forma?- preguntó mirando anonadado sin apartarse de Eriol, a quien protegía de aquellos despliegues de poder.

Eriol: ….. Sencillamente asombroso…- fue lo único que pudo escapar de sus labios en un suspiro- Es este el poder que seres de otros mundos pueden tener… increíble… Esperemos… que nunca debamos tenerlos como nuestros enemigos…

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

Residencia Daidouji.

Kaho se encontraba descansando en uno de los sillones, mientras que Spinel se encontraba a su lado, mientras miraba por el ventanal al exterior, el cielo se había oscurecido ya, y el despliegue de energías se sentía incluso ante tal distancia, se volvió a ver a la señora de su amo quien mantenía una compresa de agua fresca sobre su frente.

Spinel: ¿estas segura que te encuentras bien?

Kaho: Sí, no te preocupes- dijo sonriente- solo me siento un poco mareada.

Spinel: por el esfuerzo es comprensible…

Kaho: Si… pero no había alternativa… El niño duerme mientras es Yue quien actúa utilizando su poder interior… es un buen método para evitar que los inocentes deban marchar a una lucha que no soportarían…

Spinel: El solo sentir esas energías… es aterrador… Ni el amo Eriol alcanza esos niveles…

Kaho: Nadie en este mundo puede… Pero debemos depositar nuestra confianza en esos poderes para sobrevivir… es ciertamente frustrante el darse cuenta que no estamos preparados para una situación como esta, y en cambio en el mundo de Goku, estos desastres siempre se encuentran a la vuelta de los años…

Spinel: … Y aun tiene pensado…

Kaho: Sí- respondió antes de que pudiese finalizar la respuesta.

Spinel: No cree que puede ser peligroso para usted, para su cría…

Kaho: Eres muy atento Spinel por preocuparte por mi, eres un buen chico- dijo acariciando al animal- Pero no lo haría si creyese que la vida de mi hijo peligraría… todo saldrá muy bien.

Spinel: Aun así, no creo prudente que lo haga. Yue parece ser lo suficientemente apto para vencer sin su presencia…

Kaho: … Su presencia siempre es requerida en esta clase de lucha… Además, sin él, el ser que salvara este mundo no podrá aparecer…

Spinel: … Solo, le pido que tenga cuidado.

Kaho: Lo tendré… confió en Son Goku como para que cuide de mi propia vida y que la utilice en este lucha…

– Fin del Capitulo 23-

* En la serie, la carta ‘Create’ se le dobló como ‘Creatividad’ pero según fuentes, verdaderamente es la carta de la ‘Creación’, y si me baso un poco de lo que vi en la serie, sirve para aparecer esas clases de criaturas dependiendo de la mentalidad de quien la usase… (es la que se manifestaba en forma de libro y lo que escribías en él se hacia real)

Notas de Ulti_SG:

De lo poco por lo que les reclamaría a CLAMP por esta serie sería el hecho de nunca haberles permitido a Yue y a Kerberos el luchar verdaderamente durante la serie…. nosotros vimos que estuvieron a punto de ‘pelear en serio’ contra Spinel Sun y Ruby Moon, pero NO eso no ocurrió…. es por esa falta de ejemplos por los que esta batalla se me ha dificultado el narrarla.. ya que en si desconozco cómo es que estos seres pudiesen luchar contra algo como lo que enfrentan… Eriol/Clow ah sido el mas difícil, ya que se nos dice que él es el hechicero mas poderoso de los tiempos… pero jamás supimos hasta que limites puede alcanzar su magia! Oh si cual magia mas fuerte posee! Por ello no pude lograr que su participación fuese demasiado en la batalla, y ciertamente no tuve cabeza para idearle algo mejor….

Kerberos también es un caso especial, ya que al ser una ‘bestia’ no me figuro peleando con alguien con apariencia ‘humana’, no lo creo rápido o capacitado para una lucha cuerpo a cuerpo, claro, a menos que sea como en el caso de Spinel en este fic que se peleo contra otra bestia y el asunto estuvo bien… Pero tal parece que las sabias palabras de mi hermano tienen valor “Yue es mas para la ofensiva, mientras que Kerberos es para la defensiva”

Disculpen si el papel de algunos personajes no ah sido de su agrado, sin embargo, temo que no pude darles uno mejor en esta lucha…. solo unos pocos.. espero y comprendan lo difícil que es mantener una lucha con personajes con una diferencia tan amplia de niveles….

Bien, estamos a punto de pasar al ultimo capitulo de este fic, y después un Epilogo… Gracias por habernos acompañado hasta este momento, espero el no decepcionarlos con el desenlace… pero por favor recuerden que a veces manejando una serie rosa como la de Sakura… se requieren de algunos momentos rosas en los desenlaces… hehehe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s