CCG 18

Card Captor… ¿Goku?

Por Ulti_SG

ulti_sg@hotmail.com

Capítulo 18
Encuentros Inevitables (1ra. Parte)

Kaho: Bienvenidos sean- había dicho con amabilidad la sacerdotisa de aquel templo quien vestía como tal. Al Saiya le había tomado unos segundos el reconocerla por el vestuario, pero él jamás olvidaría a una dama como ella.

Goku: Kaho!- exclamó con alegría al haberse separado del grupo y acercarse a ella.

Kaho: Goku, es un placer poder verlo nuevamente, y también a ustedes Yue, Kerberos- miró al niño- y veo que traen a un amigo.

Goku: también me alegra mucho verte nuevamente Kaho.

Kaho: Sabía que vendrían, el Supremo Kaiohsama me lo comunicó… pero debo admitir que no me sorprendió- dijo.

Yue: Entonces ¿sabes el por qué estamos aquí?

Kaho: … No completamente… Pero me alegra verlos a todos aquí, y me gustaría que hablásemos del porqué de su presencia en este mi templo, pero por favor, entremos que hay un mal clima y no se sabe cuando es que comenzara a llover nuevamente, síganme- dijo con tranquilidad al guiarlos hacia la entrada.

Kerberos: No sé tú, pero yo creo que ella sabe más de lo que dice saber…- murmuró a su contraparte.

Yue: … Como siempre lo hace…

Uub se detuvo un segundo antes de seguir a los demás, juraría haber visto como es que algo se desplazó de un techo a otro del templo, como si se tratase de una sombra, pero al tallar sus ojos un poco y volverse nuevamente hacia donde lo había visto no había nada… Seguramente había sido su imaginación.

Kaho pasó a los recién llegados a la sala de estar. Goku y Uub jamás habían entrado a un lugar como ese, ni mucho menos tenían idea de las costumbres de la gente de aquel lugar, pero tal parece que las aprenderían, y la primera lección que aprendieron fue la de deber privarse de su calzado antes de entrar a alguna casa*.

Cortésmente les brindo asiento y dispusieron a hablar.

Kaho: Sé que el tiempo pasa de diferentes formas al tratar de comparar una dimensión con otra, no tengo idea de cuanto es el que habrá pasado en el suyo pero me alegra ver que estén bien, Yue, Kerberos parece que el tiempo allá les ah sentado muy bien- dijo sonriendo a los guardianes- Veo que has hecho un gran trabajo con ellos- volviéndose a Goku.

Goku: Je je ^^ no he hecho nada en especial- dijo apenado al colocar una mano detrás su nuca.

Kerberos: La verdad es que han pasado aproximadamente 3 años desde que partiste de aquel mundo- habló el guardián.

Kaho: 3 años… eso es mucho tiempo comparado con el que ah pasado aquí… Si mis cálculos no fallan, solo han pasado 3 meses desde que regrese.

Yue: Es bastante tiempo…- murmuró.

Kaho: Para ustedes… Pero una de las cosas que me intrigan ahora es la identidad de este jovencito- añadió mirando a Uub quien se sonrojo ante la bella mirada de tan linda mujer…

Goku: Vamos, no seas tímido- dijo al darle una palmada en la espalda para que se presentase.

Uub: … m… mí… mí nombre… soy Uub, mucho gusto!!!- dijo en voz muy alta pero aun con el rostro colorado (Ulti_SG: Así como le sucedía a Li cuando veía a Yukito)

Kaho: El gusto es mío joven Uub.

Goku: A Uub lo estoy entrenando ahora.

Kaho: Entrenando? Ah vaya, si es claro el potencial que posee, lo mejor es saber enfocar esas habilidades en algo productivo, y creo que no habría mejor maestro que tu Goku.- comentó al ser capaz de ver más allá de la carne y darse cuenta del poder que aquel niño pudiese tener.

Kerberos: No quisiera interrumpir su charla amena, pero creo que hay puntos más importantes los cuales debemos tratar- interrumpió.

Goku: Si, creo que tienes razón Kero ^^°

Kaho: Tan impaciente como siempre Kerberos, pero esta bien, soy toda oídos, el Supremo Kaiohsama no me especifico los detalles.

Goku: Todo fue un poco confuso, pero lo que sucedió fue esto: …..

En las afueras del Templo Tsukimine, al pie de los largos escalones que se debían subir para llegar hasta él, un silueta se mantenía en pie pese a que la lluvia hubiese vuelto con mucha más intensidad. Miraba siniestramente hacia arriba, y a los pocos instantes de su llegada una silueta sombría se aproximo a su lado inclinándose en signo de respeto y lealtad.

– Mi señor, tal y como lo predijo, están aquí…- dijo la criatura demoníaca / esquelética.

– Como lo supuse… que sujetos tan más predecibles…

– ¿Qué es lo que desea que hagamos ahora señor?

– Mantenlos vigilados… y más aun si se acercan a la chiquilla… cuida que no vaya a hablar demasiado…- añadió- Pero no actúes de ninguna forma aun no es momento de hacerlo… Ahora que él esta aquí ya no necesitare a Clow, pero tomara algún tiempo… no demasiado.

– Como usted diga mi amo- murmuró la criatura al desvanecerse con las sombras.

– Todo va marchando perfectamente… no falta mucho para que nuevamente volvamos a vernos las caras Clow…

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

Sakura Kinomoto se encontraba de regreso a su hogar, ya solo le faltaba una cuadra para llegar y refugiarse de esta lluvia que se había incrementado de pronto con fuertes vientos.

Sus pasos se volvieron presurosos pisando los charcos, y sin darse cuenta en un descuido tropezó violentamente, definitivamente debía aprender que no debía correr con tacones altos…

Su paraguas rodó más allá. En ese momento en que se encontraba en el suelo, no se sentía muy deseosa de ponerse de pie nunca más… desearía no tener que volver a hacerlo… por lo que por algunos minutos permaneció en el suelo, mirando vaciamente su reflejo por el agua estancada bajo ella… no pudo evitar comenzar a sollozar en ese momento por todo lo que pasaba a su alrededor y la cruda realidad de su vida, no importara cuanto fingiese el que no ocurriese nada, la verdad la desgarraba por dentro y mas triste podría ser el no poder refugiarse en la confianza de alguien más, todos la habían abandonado.. o mas bien, a todos ella había alejado…

Sus lagrimas se confundían con el agua que se resbalaba por su joven rostro, en ese momento pudo haber dejado fluir todas las que había acumulado en estos meses… pero el sonido de pisadas acercándose a ella logro contenerla de hacerlo… Pensando en que seria alguno de ‘ellos’.

Alguien le había extendido su mano, el dueño de esta tuvo que acuclillarse para que ella lo notase. Sakura levantó con timidez su rostro antes de acceder a la ayuda… Aunque ella intento contener su expresión de sorpresa y alegría e igualmente el contenerse de refugiarse inmediatamente en los brazos de aquel joven frente a ella…

Sakura: … Shaoran…- dijo su nombre.

Los años cambian a cualquier, Li Shaoran no sería la excepción, su imagen había optado un porte elegante y lleno de caballerosidad. A sus 17 años la disciplina de su familia había brindado frutos, su apariencia era la de un joven bien portado, inteligente y ciertamente encantador. Sus cabellos cafés aun recaían sobre su frente y continuaba con el mismo estilo.

No había pasado mucho tiempo desde que Sakura lo había visto por ultima vez, ni haber escuchado su voz…

Li: Te encuentras bien Sakura?- dijo al ayudarla a que se pusiese de pie en medio de aquellos vientos casi huracanados.

Al momento en que Sakura nuevamente logro ponerse de pie, rápidamente aparto los brazos de Li de ella, y lo miró con un semblante muy diferente a cómo cuando se encontraba en el suelo.

Sakura: ¿Qué es lo que estas haciendo aquí?- preguntó despreciativamente- Creí que había quedado bien claro que no teníamos nada por el cual vernos de nuevo- añadió.

Li: Sakura… por favor, escúchame…

Sakura: No tengo nada que hablar contigo Li- dijo al haberlo pasado de largo y dirigirse a su casa, recogiendo su pertenencia de paso.

Li: Sakura! Sé que algo esta pasando, puedo sentirlo.. solo basta con ver lo que pasa en todo el mundo para saberlo!

Sakura: Tu no sabes nada!

Li: ¿Y acaso tu sí?- dijo encarándola al momento en que este la sujeto por el brazo- Lo sabes?

Sakura: …. No…. no lo sé…..

Li: Sakura, eh intentado hablar contigo por meses, pero me has evadido lo suficiente, sé que algo esta pasando, que tu lo sabes y es por ello que me has evadido, incluso a Daidouji.

Sakura: Y por eso viniste hasta aquí? Es una lastima que hubieses perdido tu tiempo Li, ¿qué te hizo pensar que si no te respondía antes, ahora será diferente?

Li: Porque estoy aquí, y será difícil que me evites.. Sakura..- le habló en voz baja al sujetarla por los hombros con ternura- Sakura… jamás has logrado mentirme…. algo pasa… lo vi en tus ojos cuando viajaste a Honk Kong poniendo fin a lo nuestro de esa forma tan repentina… y lo veo ahora de nuevo… Siempre confiaste en mi, puedes hacerlo ahora… Dímelo… Sea lo que sea podremos resolverlo juntos…- Li observó como es que el rostro de ella cambió a uno mas angustiado que antes…

Sakura: … Shaoran… yo… yo quisiera…. de verdad…- murmuró titubeante.

Li: ¿Qué deseas? Puedes decirlo, no temas…- decía de un modo comprensivo.

Sakura estuvo a punto de dejarlo escapar de sus labios… pero al momento en que sus ojos miraron a una siniestra silueta en uno de los tejados vecinos a las espaldas del hechicero, logró que se retractara y que su semblante cambiase de nuevo.

Sakura: … Antes, tus encantos masculinos hubiesen funcionado conmigo… Pero te eh dicho mi ultima palabra Li Shaoran… Regresa de donde viniste y déjame en paz!- se quitó bruscamente los brazos del muchacho.

Con rapidez Sakura Kinomoto entró a su residencia, golpeando con fuerza la puerta al entrar pero no yendo más lejos, su espalda se apoyó sin fuerzas sobre la puerta al momento de cerrarla, antes de que sus piernas flaqueasen y la obligasen a tomar asiento en el suelo, en donde comenzó a sollozar de nuevo al momento de abrazar sus piernas contra si, llorando amargamente… había sido tan duro… el verlo nuevamente después de meses de añorarlo con tanta fuerza…. pero ella sabía lo que pasaba y no podía retractarse de lo ya hecho… él parecía no darse cuenta aun, pero talvez dentro de poco lo haría…

– Ja ja ja- escuchó una voz retumbante en toda la casa- Que patético resulta el ver como es que puedes desmoronarte tan fácilmente….

Sakura: … déjame en paz… Sé que te divierte todo esto… pero déjame en paz- murmuraba aun escondiendo su rostro entre sus rodillas.

– Sabes que no puedo… pero me divierte el verte así, así es como te necesito…

Sakura: …. ¿Hasta cuando es qué terminara esta locura?…

– Ja ja, sabes que esta es una pesadilla de la cual no podrás despertar… Pensar que si este se tratase de un cuento humano tu serías la princesa desvalida, y afuera de este castillo se encuentra justamente en este momento tu príncipe azul en su caballo blanco… uno que daría lo que fuera para salvar a su princesa… Tal vez debería salir en este preciso momento y que de una vez el príncipe se enfrentase al dragón que esta custodiando la prisión de su amada!

Sakura: No!! No…. déjalo en paz! Te lo suplico…

– Me agrada cuando me suplicas… Pero pronto tus suplicas no servirán y lo inevitable sucederá….

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

Li Shaoran sintió un enorme vacío cuando la silueta de por quien había viajado hasta Japón, aun con los cambios de tan inestable y peligroso clima, nuevamente lo había abandonado…

No podía hacer más que permanecer de pie contemplando la puerta por la cual ella había entrado tan abruptamente…

Es en ese momento en el que se encontraba completamente húmedo es cuando se preguntaba aun la razón por la cual había venido hasta aquí ¿qué es lo que buscaba?… Buscaba el poder verla… es por ello que cuando se presentó la necesidad de que un representante de la familia Li viniese aquí a Japón para arreglar algunos asuntos familiares, rápidamente él había tomado la ‘responsabilidad’ y aunque su madre sabía la verdadera razón de sus deseos por asistir le permitió hacerlo… no sin antes comunicarse un favor que le pedía ‘No importa lo que ocurra… siempre ten fe en la señorita Kinomoto’.

¿Qué habrá querido decir?… definitivamente, no importaba cuanto él creyese saberlo todo, entenderlo todo… la manera de actuar y hablar de su madre aun resultaba misteriosa para él, solo sabía que en su hablar siempre había un doble sentido en sus consejos… significados que solo hasta cuando es tarde es capaz de comprender….

Cuando un enorme trueno sacudió los cielos, es cuando sus pasos comenzaron a alejarse del lugar nuevamente… No importaba cuantas veces se lo cuestionara… No era capaz de entender el comportamiento de Sakura… Los buenos tiempos pasaban por su mente con la rapidez en la que el agua caía sobre el suelo, no importó la distancia que hubo entre ellos durante la infancia, siendo jóvenes lograron recuperar aquel tiempo perdido…. Fue después en la que él tuvo que ausentarse de Japón para ‘correr’ a los deberes de su familia, que Sakura llego a Honk Kong de improviso pidiendo hablar con él y finalizando sin demasiadas explicaciones cualquier lazo que los uniera… Aun recordaba cómo es que su respiración se detuvo en aquel momento… No sabía que decir, como detenerla o que cambiase de opinión…

Cuando su mente lo hubo asimilado lo suficiente, muchos fueron sus intentos por hablar con ella, hacerla entrar en razón, pedir una justificación razonable por lo sucedido… ¿qué es lo que había hecho para que sucediese esto? Es lo que se preguntaba desde entonces… Siempre había pensando que él era el responsable pero… muy probablemente era de ella el problema… no podría haber otra explicación ¿pero de qué podría tratarse para qué no pudiese ser sincera con él?… ‘Sakura…. qué es lo que esta pasando?’ se preguntaba al mirar la negrura de los cielos sintiéndolo como un mal presagio de todo esto…

No existían las coincidencias, solamente lo inevitable… y no tomaría como una coincidencia que se encontrase en Japón en estos tiempos en los que el peligro se encuentra en el aire, latente para los instintos de cualquier hechicero de su calibre…

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

Goku: ^^ y esa es en resumidas cuentas toda la historia hasta este momento en el que nos encontramos contigo- finalizó despreocupadamente después de una incompleta y no muy detallada explicación de su parte, por ello mismo, las intervenciones de Yue y Kerberos para completar la historia fueron más que necesarias, ya que omitía detalles importantes.

Kaho: … Entiendo…- fue lo único que dejo escapar ante tales explicaciones.

Kerberos: No pareces muy sorprendida- comentó la bestia, pero la mujer guardo silencio.

Yue: Entonces, imagino que la pregunta es, ¿ya se habían percatado de sucesos extraños en este mundo? Conociéndote, a ti y a Clow, seguramente deben estar por demás informados…

Kaho: Me ponen en una posición difícil…- murmuró cabiz baja.

Kerberos: Lo sabía!- exclamó triunfante ante una inminente victoria de que sus predicciones son acertadas.

– No hay la necesidad de ser tan impaciente Kerberos… pero olvido que esa es una de tus ‘cualidades’- comentó una nueva voz quien se había colado a la conversación.

Ante ojos de quienes eran extranjeros en ese mundo, les hubiese sido imposible reconocer o saber la identidad de aquel joven.

Kerberos: Clow!

– El amo Eriol preferiría que no lo llamases así Kerberos- añadió una voz chillona a sus espaldas, de donde una pequeña silueta oscura salió y se postro sobre el hombro del recién llegado.

Eriol: Kerberos, Yue es bueno verlos después de su larga ausencia- dijo sonriente aquel joven de cabellos azules oscuros que saludo amablemente al dirigirle una mirada a ambos seres, para después contemplar al hombre de cabello negro que lo miraba con incredulidad- Y usted, sino me equivoco debe ser…- extendiendo su mano hacia él en forma de saludo- Es un honor finalmente conocerlo Son Goku.

El saiya tardó un poco en reaccionar, pero a fin de cuentas respondió el saludo.

Eriol Hiragizawa, quien compartía un laso de unión con los guardianes y las cartas desde tiempos inmemoriales, también el paso del tiempo había tenido consecuencias en su persona. Para ojos de Yue y Kerberos, a su mayoría de edad (18 años) contaba con los rasgos físicos del antiguo Clow, una de las pocas diferencias es que aun era muy joven, pero eso no lo privaba de un porte de experiencia, elegancia y masculinidad con el que contaba aun a través de los delgados anteojos; su cabello corto era otro cambio que su antiguo ‘yo’ debió adoptar por los tiempos en los que ahora vivía.

Desde aquel día en que las cartas Clow dejaron de existir (por que se convirtieron en Cartas Sakura) había decidido regresar a su tierra natal ya que no había más por el cual él debería alejarse de su adorada Inglaterra; por supuesto que en los tiempos difíciles, jamás ah dejado sola a Sakura… y esta vez no iba a ser la excepción.

Estudio en una universidad distinguida, a diferencia de muchos otros, él había logrado graduarse con adelanto al ser considerado un erudito. Ahora se encontraba nuevamente en Japón porque sabía que sería inminente su presencia en este lugar…

Ambos sostuvieron miradas por un segundo más.

Kaho: Goku, permíteme presentarte a Eriol Hiragizawa…- presentó ante la mirada perdida de este.

Yue: Alguna vez él fue Clow, nuestro creador- añadió al darse cuenta de lo mismo.

Goku: Ah o.o …. Ah!… =0 Sí, sí claro! Ya lo recuerdo ^^°- dijo esbozando una risa nerviosa- Es un placer conocerlo, me hablaron mucho de usted!- por alguna razón se sentía un poco nervioso al estar frente a aquel joven, sabiendo la trascendencia que posee… sentía un gran respeto por él al tener todo aquel conocimiento, no importaba que fuese igual o mas joven que su hijo Goten- Mi nombre es Goku pero creo que eso ya lo sabe o.ó no?

Kerberos&Yue: -_- & u.ú

Eriol rió discretamente- Entonces el placer es mutuo- disipó el apretón de manos y tomó asiento a lado de Kaho mientras que Spi permanecía aun sobre su hombro.

Yue lo miraba ahora… y podía estar sorprendido por no sentirse tan mal al poder estar tan cerca pero a la vez tan lejos de aquel que aun miraba con ojos devotos que un ser debía tener a su creador… La necesidad de estar a su lado ya no fue tanta como aquella vez en la que descubrió el secreto que el niño Hiragizawa tenia… Ahora solo estaba interesado de permanecer al lado de una persona…

Uub, como buen niño, permanecía en silencio atento y en medio de la conversación de los ‘adultos’, pero ello le brindaba una ventaja, podría darse cuenta de muchas cosas al estar solo como espectador y escuchando… Y entre una de esas cosas, fue el darse cuenta como es que la mujer de cabellos pelirrojos y el joven de lentes se encontraban tomados de la mano… ¿acaso nadie iba darse cuenta a excepción de él?

Eriol: Este es un día memorable…. no todos los días se puede tener una charla amena con personas que vienen de un mundo en los animales hablan, cielos (^).(^), definitivamente tengo que ver ese mundo algún día- comentó en su tono de siempre.

Kerberos: Siempre con sus comentarios sin sentido u.ú- pensó.

Eriol: Me disculpo por no haberlos recibido, el Supremo Kaiohsama de su mundo es con una entidad que Kaho y yo hemos tenido contacto desde que era más joven, él ah sido nuestro contacto con su mundo pero eso es algo que ya lo saben, fue él quien nos avisó de su llegada…. pero como dijo Kaho, no nos sorprendió…

Goku: En serio o.o?

Kerberos: Entonces llegamos a lo mismo Clow, ustedes saben todo lo que sucede, como siempre suele ocurrir ¿no es cierto?

Eriol: ¿Por qué crees eso?- preguntó con su característica tranquilidad.

Kerberos: Por qué siempre lo haces…- respondió secamente.

Spi: Tal parece que en verdad crees conocerlo a la perfección- añadió con su vocecita chillona.

Kerberos: La experiencia ante todo…

Kaho: Tienes un mal concepto de nosotros si nos crees adivinos Kerberos…

Kerberos: Entonces cómo explican que siempre han sabido todo de lo que ocurría alrededor de nosotros?

Eriol: Al parecer no estarás tranquilo hasta que te lo diga…. pero puedo responder por quien soy ahora… por ser Eriol; con referente a los conocimientos que al venir por primera vez a Japón tuve, todo ello lo supe por medio del legado que Clow dejado para su reencarnación que soy yo… Dejo instrucciones sobre ustedes, Sakura y lo que debía hacer, todas ellas eh logrado cumplirlas… Y aunque yo posea algunas de sus memorias, me es imposible saber el cómo es que él pudo predecirlo… Sin embargo, sus escritos terminaron cuando Sakura transformó todas las cartas de acuerdo a sus poderes… Es por ello que ahora… Kaho y yo solo podemos intuir lo que sucederá, por nuestra lógica e instintos y con la ayuda que puede proporcionarnos el estanque de este templo al demostrar algunas imágenes de un posible futuro**- explicó.

Kerberos: ¿Por qué es que no te creo?- volvió a insistir.

Eriol: … Te has vuelto muy desconfiado… mucho más que antes

Kerberos: Contigo siempre debe tenerse cuidado…

Yue: … Kerberos, por favor, no es momento para reñir de esa forma con él- intervino- …. Yo le creo…

Eriol: Te lo agradezco Yue.

Kaho: Es una pena que desconfíes de esa forma Kerberos, pero a lo que me referí hace algunos momentos, es que no nos sorprendió el anuncio de su arribo a este mundo, no después de lo que ha estado sucediendo en este mundo… Esta tormenta es prueba de ello.

Goku: Pero si solo esta lloviendo… qué? Acaso aquí no llueve? O.O

Kerberos: Claro que llueve! >.<

Eriol: Nos referimos a los trastornos climáticos que se han venido sucediendo desde algunos días… en todo el mundo.

Kaho: Grandes desastres han ocurrido, han sido numerables la perdidas materiales, y esto a provocado cierto caos en la civilización humana. Ah puesto en peligro el desarrollo de la tecnología y vida humana como la conocemos.

Eriol: Grandes diluvios han devastado miles de hectáreas de cosechas en el mundo, terremotos han destruido un sin numero de edificios, los mares son peligrosos y su tormentoso oleaje ha destruido cualquier embarcación en los muelles y fosos petroleros dentro de los mares, y el listado continuaría de la gran variedad de fenómenos naturales que están azotando el globo…

Goku: Eso no se escucha muy bien…

Kaho: Sabemos que muchos hechiceros en diferentes regiones han tratado de neutralizar todo lo que sucede.. pero ni las artes mágicas son capaces de detenerlos, solo de impedir que llegan a mayores…. por ahora…

Yue: Eso entonces solo significa una cosa… esto no es algo natural, sino producto de la magia…

Eriol: Es la suposición más acertada que hemos tenido…

Kerberos: Entonces debe ser una magia muy poderosa para que ni otro mago sea capaz de lograrlo, o cuando se unen más de uno para tal tarea…

Yue: Qué me dices tú- refiriéndose a Eriol- Lo has intentado?- preguntó.

Eriol sonrió para después contestar- Sí….. pero mis intentos fueron fallidos como los de los demás… Ya no soy del todo el que fui antes…- dijo- De cualquier modo… no creo que sería capaz de contrarrestar ni siquiera mi propia magia…- pensó.

Goku: Entonces… creen que esto tiene una relación con lo que paso en nuestro mundo? Creen que quien haya tomado las cartas este ocasionando esto?

Kaho: Es una posibilidad muy acertada… Recuerden que cada una de esas criaturas poseían habilidades que pueden traer tanto un bien mayor… como un mal… Tu mismo fuiste testigo de lo peligrosos que pueden ser…

Goku: Sí, lo recuerdo bien…

Kerberos: están proponiendo que quien las tiene ahora esta provocando todo esto ¿pero con qué fin? ¿Han hecho algo por tratar de localizar su ubicación?

Spi: De verdad crees que no lo hemos intentado? Pero tal parece que el sujeto tomo sus precauciones… Demasiadas, ya que aunque es evidente que se encuentre utilizando magia, su presencia es imposible de rastrear.

Kerberos: No parece que esta región se vea afectada de un modo peligroso por esos fenómenos… Kaho: Eres muy observador, la misma observación nos hace estar seguros que es en Japón de donde se esta llevando a cabo todo…

Goku: … Tienes idea de la identidad de este hombre?- preguntó al hechicero- Él parecía conocerte, en tu otra vida… Posiblemente tiene un laso contigo…

Eriol: ……… Como ya eh dicho… mis memorias como Clow no son muy claras… sé lo que debo de saber…. así que temo que es una respuesta que no puedo contestar aun…

Goku: Entiendo… es una lastima que no lo sepas, pero no te preocupes, para eso estamos aquí, para ayudar. después de todo al parecer todos estamos vinculado con lo ocurrido, es como dices Kaho… No existen las coincidencias…

Kaho: Solo lo inevitable… lo sé…

Eriol: Son bienvenidos a quedarse con nosotros durante su estancia en este mundo, es lo menos que podemos hacer, aquí en este templo.

Kaho: El que estén aquí es una buen signo… y sé que todo mejorara.

Goku: Cuenta con ello- dijo bastante animado y confiado.

Yue: Pero cómo es que se supone encontraremos a un enemigo de quien desconocemos su identidad y que no podemos sentir…

Kerberos: …. ¿Sakura esta al tanto de todo lo ocurrido?….

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

Li Shaoran se abría paso por las calles debajo de aquel tormentoso cielo que descargaba violentamente su lluvia sobre su cabeza… pero no lo abrumaba más de lo que ya se encontraba por lo que ocurría en su vida sentimental…

Sabía perfectamente que jamás debía inmiscuir asuntos personal con los familiares…. La Dinastía Li se encontraba enterada de la razón de aquel descontrol climatológico del planeta, sabían que se trataba de magia, una magia muy poderosa que ni siquiera los miembros del consejo de hechicería o de su familia han podido neutralizar… Lo único que han logrado hacer es limitar su fuerza y las consecuencias que traen al mundo… pero ello solo sería temporal… Es por ello que debían encontrar la causa que producía esos problemas, encontrar el posible hechicero o criatura responsable… esa era su misión al venir al Japón… Pero no pudo evitar desviarse un poco e intentarlo nuevamente con Sakura… además, por alguna razón, estaba seguro que ella se encontraba conectada en todo esto, oh que sabía lo que sucedía… pero no quiso presionarla demasiado… No la obligaría a hacerlo, por lo que debería guiarse por sus propios instintos para resolver todo esto…

Recordaba haber intentado comunicarse con Eriol Hiragizawa, pero habían pasado años desde la ultima vez que había tenido noticias suyas… Seguramente su ayuda hubiese sido muy apreciada por él para este caso… Tal vez debería vérselas solo esta vez…

Los pocos carros que pasaban por las calles, levantaban las agua acumuladas en estas como si fuesen ligeras olas que salpicaban al joven, pero uno de esos automóviles se acercó a la acera, deteniéndose en sus cercanías.

Una de las puertas traseras laterales se abrió y alguien salió con cierta prisa portando un impermeable de moda y un paraguas.

Li escuchó como es que una pisadas presurosas chocaban contra el agua, y después de escuchar como es que alguien gritó su nombre se detuvo y se volvió, la lluvia no le permitió ver de quien se trataba, hasta que esta persona se acerco lo suficiente y lo cubrió con su sombrilla.

– Li, ¿de verdad eres tú?- preguntó- No sabes el gusto que me da verte después de tanto tiempo.

Li: … Daidouji? Pero, te creí en Alemania ¿qué es lo que haces aquí en Japón?… oh disculpa mi rudeza, también me da gusto verte… Pero esto es sorpresivo.

Tomoyo: Lo mismo podría decirte yo… Pero no creo que sea lo mas sano hablar en medio de este diluvio, me sorprende encontrarte entre la lluvia, ven, te llevare a casa y ahí podremos charlar si lo deseas.

Li: Te lo agradezco Daidouji.

Tomoyo: Es un placer Li, acompáñame al auto.

Tomoyo Daidouji había abandonado el país que fue su hogar poco antes de terminar la secundaria. El motivo: los negocios familiares. La Compañía de su madre requirió de su presencia en algunos países de Europa, y como ella no deseaba alejarse demasiado de su hija, Tomoyo debió adaptarse al cambio, y así fue como Alemania la había adoptado como su nuevo hogar… Al principio fue difícil el alejarse de la vida como la conocía, de Sakura y de Kero. Intentó por algunos años el mantener el contacto por vía correo electrónico e incluso por teléfono…. pero poco a poco el mismo distanciamiento físico entre ellas se presento entre su amistad… Sakura no parecía encontrarse ya interesada en mantener una amistad a larga distancia… no es que se lo hubiese dicho ella directamente, pero así lo sentía después de no recibir respuestas de sus correos, o una devolución de sus llamadas telefónicas… Pero ella jamás se rindió y continuo intentándolo, no pensaba permitir que una amistad como la suya se perdiese sin razón aparente…. y es por ello mismo que había decidido viajar hasta aquí…. Necesitaba verla, sabía que algo muy malo sucedía y que debía estar al lado de Sakura…

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

La noche había caído ya sobre Tomoeda, el día se había ido junto con la tormenta, aunque la presencia de las nubes cirrosas en el cielo aun abrumaba el campo celeste… Pero así era como él prefería el cielo… y tal vez permanecería así para siempre…

Dentro de una edificación antigua y derruida por los años, una deshabitada por cualquier ser humano, se encontraba una criatura, quien después de haber pasado el mayor tiempo de su estancia en ese lugar permanecía semi o completamente inconsciente… Aquella noche logró sobreponer sus fuerzas, ninguna luz hubiese podido iluminar su rostro por más que ella busco un ligero rayo de luz… En aquel lugar que se había convertido en su celda ni un rayo de luz natural hubiese podido atravesar las gruesas paredes que la rodeaban.

Se movió un poco al tratar de incorporarse mientras que los sonidos de las cadenas que la aprisionaban se escuchaba con cada uno de los movimientos realizados…

Aquellos no podían ser grilletes normales, ya que el acero por si mismo no podría neutralizar de esa forma las habilidades mágicas que le permitirían a aquella criatura alcanzar su libertad….

Si tan solo pudiese liberarse… y volver al lado de su amo… Si no la habían encontrado desde que despertó de un momento a otro en este sitio, eso indicaba que debía haber algún hechizo alrededor de esta construcción que impidiese que su presencia fuese notada por alguien más que se encontrase fuera de este lugar…

Se sentía débil como para intentar nuevamente hacer comunicación con su creador…

Todo había sido tan rápido… aquel sujeto la tomó desprevenida y cuando despertó ya se encontraba aquí… no tenía noción del tiempo que hubiese pasado hasta entonces…

permanecía inconsciente la mayor parte del tiempo, solo despertaba para las ‘visitas’ de aquellos seres que la aprisionan y que el líder de estos se abasteciese de su energía… Por lo que resignadamente espero a que eso ocurriese.

No fue mucho el tiempo el que debió esperar antes de que las tres siluetas demoníacas que conocía llegasen a aquella habitación…

– Cada día recuperas con más anticipación tus energías- comentó el ser encapuchado al acercársele- Eres una criatura muy fuerte, que me ha abastecido lo suficiente todo este tiempo… te lo agradezco, has sido muy servicial- dijo sarcástico a la criatura que permaneció el silencio y sin mirarlo. El sujeto sonrió sombriamente, ya que había logrado doblegar el espíritu de aquel ser después de haber tenido muchos problemas en un principio… siempre algo venenoso salía de su boca al hablar, pero ahora permanecía en silencio… la tigresa se había transformado en una indefensa minina sin garras…

Puso sus manos en ambos lados laterales de la cabeza de la criatura, no pudiendo evitar notar que había comenzado a llorar levemente.

– ¿Lloras? Vaya… esto es nuevo- añadió sarcástico sin apartar sus manos de su lugar- ¿Por qué lo haces?… Dime…- pero no recibió una respuesta- …. Puede haber muchas razones…. acaso es porque estas sintiendo como es que tu amo se esta marchitando gracias a ti… Es eso?…- insistió pero ninguna palabra salió- Bien… entonces te diré algo que tal vez te mantenga tranquila… Sería muy fácil el acabar con él a través de ti… Pero quiero que él este presente cuando llegue el final…. Así que descuida… esta será la ultima vez que necesite de tu energía… así que cuando despiertes tendrás la oportunidad de ver el nuevo mundo que habré creado para entonces… en donde seres como tú serán necesitados…- murmuró maliciosamente, atrayendo así la mirada pasmada de la criatura con la suya.

– ¿Por qué el cambio? ¿qué planeas hacer?- murmuró débilmente.

– Eh encontrado un nuevo patrocinador…. así que ya no te necesito… ni a la asquerosa energía de tu amo…!!- en ese momento, el encapuchado genero un aura oscura en sus manos cuando el cuerpo de la criatura comenzó a emanar su propia aura, la manifestación de la energía que le daba vida.

rápidamente, el aura oscura comenzó a consumir rápidamente la de la criatura, volviéndola parte de si, drenando aquello que la hacia moverse y la fuente de sus poderes…

Siempre, al termino de aquello, la criatura perdía todo conocimiento, y el otro ser se fortalecía…

Este se volvió hacia sus dos acompañantes.

– Informen- habló con autoridad, adelantándose la criatura bípeda esquelética.

– Los viajeros permanecerán en el templo de la sacerdotisa, tal y como lo predijo, se disponen a buscarlo…- habló.

– Y Clow?- preguntó.

– En las mismas condiciones de debilidad mi señor. Habló a los viajeros de sus ‘presentimientos’ sobre lo que sucede, ocultándolo todo lo que lo involucre por supuesto…- respondió el siervo.

– Entiendo… mejor así, Clow sabe que sería más difícil para ellos el enfrentarme de hablar demasiado…. Pero esa será mi ventaja…- dijo maliciosamente sosteniendo el puñado de cartas que extrajo de sus ropas- Esta será la ultima vez que necesite de una magia tan corriente… ahora vendrá el verdadero poder que un humano seria incapaz de producir… solo un saiyajin…

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

Templo Tsukimine.

Si tan solo las estrellas se encontrasen a la vista de ambos en ese momento serían capaz de sentirse tranquilos incluso en medio del caos…

Yue y Kerberos permanecían sentados de lado a lado después de que aquella charla hubiese terminado, y no porque se hubiese dicho todo, sino porque el estomago de uno de los invitados fue la campana que anunciaba un recesos.

Ambos guardianes se encontraban ciertamente abrumados con lo que ocurría… el regresar a un mundo al cual jamás creyeron el regresar y ver que aun se les necesita, y que se encontraba en caos por no haber logrado cumplir su misión…. Culpabilidad es lo que sentirían acaso?…

Eriol: ¿Por qué ponen esas caras?- preguntó al haber entrado al cuadro al exterior del templo, con su típica sonrisa despreocupada…

Kerberos: … Disculpa si no podemos fingir la sonrisa como tú- dijo sarcástico.

El joven no replicó. Se acercó a ellos y tomo asiento al lado de ellos…. reviviendo los tres de alguna forma los viejos tiempos….

Eriol: …Me alegra mucho que ahora se encuentren al lado de un hombre como Goku, no importa de donde uno lo mirase siempre se obtendrá el mismo resultado, es un hombre respetable y generoso… Y tal parece que ah logrado un cambio radical en ustedes- comentó- Debieron haber pasado por muchas dificultades para adaptarse a esa vida en un mundo que desconocían…

Yue: ¿Y a caso eso te ha importado alguna vez?- dijo con un ligero tono de reclamo.

Eriol: … Tal parece que después de tanto tiempo es cuando han formado un criterio riguroso sobre el pasado…

Kerberos: En ese mundo se tenia mucho tiempo para pensar…

Eriol: Yue… Kerberos… muchas veces las intenciones por las cuales se actúa no parecen ser justificadas… Yo, no puedo hablar como si fuese Clow… ya que como te lo dije aquella vez Yue, yo no soy él… solo comparto sus memorias… y es solo a través de ellas por los que creo que los conozco… pero la verdad es que jamás eh tenido la oportunidad de conocerlos por quien soy ahora… Y ustedes no ven más allá de mí que no sea a él… Pero les diré algo… si hay algo en mí del Clow que alguna vez conocieron… seguramente él siempre ah deseado lo mejor para ustedes… pero sus métodos seguramente no son capaces de entenderlos… Y sé que lo quiere aun…

Yue: No tiene caso hablar del pasado que ocurrió en otra vida….

Eriol: Siempre tendré una laso de unión con ustedes, por quien fue en esa vida… Ahora en verdad me gustaría permitirme conocerlos, y que me conozcan por lo que soy ahora… sé que no es el momento apropiado, pero siempre puede intentarse…- dijo al extender su mano como si esperara sellar un pacto.

Ambos guardianes se sentían un poco confundidos… era la primera vez que veían la situación de esa manera…

Yue se vio tentado ah decir algo, pero se percataron de cómo es que de un instante a otro el joven frente a ellos desfalleció repentinamente por unos instantes. Los reflejos de Yue le permitieron el sujetarlo antes de que golpease contra el tatami de madera. Fue hasta entonces en la que ambos guardianes se dieron cuenta de la situación por la cual pasaba aquel hombre… no lo habían notado pero su presencia era tan inestable y débil… ni siquiera el mismo Clow flaqueo de esa manera alguna vez.

Fue evidente la preocupación de ambos, Eriol volvió rápidamente en si y se percato de ello en su palidez…

Eriol: … No se preocupen… solo fue un mareo…- se jactó en los brazos del guardián lunar.

Kerberos: Claro, como si un mareo hubiese logrado que se me bajase la sangre a los talones- comentó sarcástico.

Eriol: … Siempre tan simpático….- murmuró al privarse de sus lentes y pasar su mano sobre el rostro para tratar de despejar aquel repentino malestar.

Yue: ¿Qué es lo que esta sucediendo contigo?… Algo no esta bien…

Spi: Por supuesto que no esta bien- añadió la criatura voladora al haber aparecido- Solo basta mirar el tono de su piel para saberlo…

Eriol: … Spinel…

Spi: Amo Eriol, le sugerí que no era correcto el que se levantase, pero jamás escucha…

Eriol: Estoy bien…

Kerberos: Entonces explica el porqué de esta debilidad… me sería difícil el reconocerte si me guiase solo por mis sentidos…

Spi: ….Que no es evidente?… El amo Eriol se encuentra en constante lucha para impedir que las condiciones sobre Japón empeoren.. solo así estamos a salvo del verdadero peligro…. Esta exhausto y no espera a recuperar sus energías del todo para volver a hacerlo…

Yue: Es cierto eso?

Eriol: … En parte…. sí… No puedo permitir el excluirme en la tarea que los hechiceros alrededor del mundo están llevando a cabo…

Kerberos: Pero te encuentras muy débil, es un suicidio…

Eriol: … Conozco los riegos… y no les temo…- dijo al intentar incorporarse del suelo pero Yue se lo impidió.

Yue: Espera, aun es muy pronto, descansa unos minutos más…

Eriol: … No quiero incomodarte con esto Yue…

Yue: Despreocupa… Eriol…- dijo con cierta dificultad, ya que había sido muy difícil para él el suplir un nombre por el otro aunque haya sido por una primera y quizás ultima vez.

Eriol: Esta bien… esperare a que por lo menos todo deje de dar vueltas- murmuró sonriente y despreocupadamente al permitirse el descanso.

Kerberos: No importa en que vida sea Clow, sigues siendo el mismo…- comentó menos tenso- … Es por ello que aun en estos tiempos, estoy dispuesto a luchar por ti….- pensó para sus adentros.

En el Interior del Templo.

Al parecer, Uub es quien cargaba con la vergüenza que su sensei parecía no tener al mostrar aquellos modales al ingerir los alimentos siendo un invitado.

El sonido de los palillos el golpear el plato y la comida era continuo, así como el cambio de platos con comida que después se encontraban vacíos.

Kaho miraba ‘ciertamente complacida’ el ver tan alegre a su invitado… Tal vez aquel era un efecto que el saiyajin producía con su sola compañía y despreocupación…. el sentir que no importa lo que suceda, todo estaría bien….

Ella se volvió al pequeño y sonrió levemente al ver como es que se sonrojo al hacerlo.

Kaho: … No te eh visto probar bocado. ¿Sucede algo malo? No te agrado?- preguntó con amabilidad.

Uub lo notó entonces, se había concentrado el ver el espectáculo de su maestro al comer que se había olvidado que habían sido tan atentos con él para servirle de igual modo…

Uub: Lo siento mucho señorita, no fue mi intención parecer grosero- dijo antes de que rápidamente, por compromiso mas que hambre, comiese a una velocidad similar a la de un saiya, atragantándose al no ser ‘experto en ello’. Kaho le acercó un vaso con agua, del cual bebo rápido para pasar lo que quedaba de la comida.

Uub: Gracias por la comida!- dijo de un modo nervioso al realizar una reverencia.

Kaho: Pero que niño tan simpático eres- sonrió nuevamente.

Uub: De verdad todo estuvo delicioso!

Kaho: Me alegra que te haya gustado.

Goku: Es verffdaffd- dijo con la boca llena, pero rápidamente y sin mucho esfuerzo desalojo su garganta al momento de terminar con el ultimo plato- Todo estuvo delicioso, gracias por la comida- añadió bastante complacido al sentir su estomago satisfecho.

Kaho: Es lo menos que puedo hacer al tenerlos como invitados.

Goku: Si así tratas a todas tus visitas, prometo hacerlo mas seguido ^^

Kaho: Eso me gustaría… Pero ambos sabemos que sería un poco difícil…

Goku: Lo mismo pensamos la ultima vez que nos vimos ¿oh no? Y míranos ahora, lograste invitarme más de un simple té ^^.

Kaho: Tienes razón… Aunque, hubiese sido más agradable un encuentro en el que no existiesen riesgos de por medio.

Goku: Sí… pero ciertamente estoy acostumbrado… la mayoría de las veces en las que me reunía con mis amigos siempre existía algún peligro en el aire ^^°- comentó con una mano detrás de la cabeza.

Kaho: Siempre has sido un hombre con muchas obligaciones y responsabilidades…

Goku: No me quejo…

Kaho: Ni siquiera por tener que abandonar a tu familia por ellas?

Goku: Oh, acaso tu también vas a reclamarme u.ú?

Kaho: Yo no soy nadie para juzgarte, tus razones tendrás… Pero recuerda que el que desees protegerlos y darles un futuro mejor no significa que debas hacerlo lejos de ellos…

Goku: Si si lo sé u.ú….

Kaho: Tal parece que te molesta el hablar del tema… esta bien, lo dejaremos, además creo que hay una situación de por medio que merece más nuestra atención.

Goku: No tengo idea de por dónde podremos empezar- dijo con un semblante pensativo- Tal vez deberías optar por lo que Kero sugirió, tal vez debamos poner al tanto a la niña Sakura de todo esto.

Kaho: … Yo lo eh intentado, pero temo que ella ya no desea saber más de la magia ni lo relacionado a ella.

Goku: No entiendo el cambio, Kero me habló mucho de ella y no me parecía esa clase de persona…

Kaho: La razón podría derivarse del por qué es que habría abandonado sus obligaciones como dueña, y pasarle las mismas a usted…

Goku: Sé que Kero jamás estará tranquilo hasta que no escuche la explicación del porque de su ‘abandono’… Creo que el estar aquí, tan cerca de quien pudiese ponerle fin a su duda es lo que lo tiene a la defensiva…. Tal vez su necesidad es demasiado grande…

Kaho: …. Estas sugiriendo el ir a verla?

Goku: ¿Por qué no? De verdad quisiera hacerlo… además creo que Kero lo necesita.

Kaho: …..- su expresión se volvió sería- … Respeto tu decisión… tal vez sea un encuentro inevitable…- comentó- … pero no será ni el primero ni el ultimo de ellos que sucederán de aquí en adelante- pensaba.

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

Residencia Daidouji.

Li Shaoran sostenía una humeante taza de café entre sus manos para buscar calor corporal después de haber estado bajo la fría lluvia.

Tomoyo le había extendido una invitación que no deseo rechazar… ciertamente no deseaba volver solo a aquel frío cuarto del prestigioso hotel en donde había dejado su equipaje al llegar a Japón, necesitaba de cierta compañía, y qué mejor que de un rostro conocido de su infancia…

Le habían prestado algunas ropas secas mientras que la propia se secase por completo.

Desde su asiento, Shaoran podía observarla mientras que ella atendía una llamada telefónica, posiblemente de su madre.

Tomoyo Daidouji había dejado su imagen inocente a un lado y había sido suplida por la de una encantadora y refinada jovencita. Su esbelta figura le daba una gran belleza al ahora poseer su cabello con un corte, que para quienes la conocieron durante la infancia, era por demás drástico, aunque a la vez moderno, pero esto no le privo de su feminidad con la cual siempre había sido caracterizada. Sus movimientos aun se encontraban agraciados con el aire de elegancia y distinción que siempre habían poseído.

Su estilo de la moda indicaba encontrarse bien actualizado con tan solo ver las prendas que utilizaba…. Seguramente debía ser una de las chicas mas populares por su belleza en su escuela, con la que cualquier chico soñaría con tener su compañía…

Tomoyo se despidió por el teléfono, colgándolo en su lugar para después volver al lado de su invitado, disculpándose por la interrupción.

Tomoyo: Entonces Li, me dices que habías ido a dónde Sakura cierto?- preguntó al sujetar correctamente la taza de café.

Li: Así es… pero nuevamente ella me evadió…. No pude hablar con ella como lo hubiese deseado…

Tomoyo: En lo personal, no sé lo que este pasando con ella… De un instante a otro el distanciamiento entre nosotras se produjo sin razón de su parte, al igual que en tu caso… Eso me ha venido preocupando desde que ya no recibir alguna respuesta de su parte, evadiendo mis llamadas o cualquier otra clase de contacto… Pues bien, decidí averiguarlo por mi misma al venir hasta aquí. Antes de salir de Alemania le escribí un correo electrónico avisando de mi llegada…. tuve las esperanzas de que ella hubiese accedido a recibirme en el aeropuerto… pero veo que la situación es mas grave de lo que creí…- dijo al pasar su mano por sus cabellos cortos, que ahora solo llegaban a unos dos o tres centímetros sobre sus hombros ***, y apartándolos para permitirse probar la bebida. Esto hizo sonreír a Li, desconcertando a la joven.

Li: Es extraño verte con ese nuevo estilo Daidouji…

Tomoyo: De verdad lo crees? Sé que es algo drástico, pero ¿crees que se ve mal?

Li: No! Por supuesto que no, te ves bien de eso no hay duda, ciertamente me agrada tu cambio.

Tomoyo: Te lo agradezco Li…. Debo decir que mi madre se sorprendió mucho al verme llegar a casa con este nuevo corte, creo que ciertamente se decepciono…. Pero estaba cansada que mi madre viese en mí a alguien que jamás volverá, no importando lo mucho que quisiera que yo me pareciese a ella- dijo con seriedad- …. Fue una manera de demostrar mi rebeldía en ese entonces tal vez… Pero el ‘experimento’ funciono, me agrada.

Li: Eso es lo que cuenta Daidouji. De verdad me alegra verte después de tanto tiempo, lo ultimo que supe de ti fue de tu cambio a Alemania, sé que a Sakura le peso mucho.

Tomoyo: Lo sé… A veces pienso que es debido a ello por lo cual puede estar molesta conmigo…

Li: No lo creo, Sakura no es de las personas que dejarían una amistad como la suya por algo así que era inevitable.

Tomoyo: Lo mismo eh pensado yo… pero no encuentro otra explicación…

Li: Debe haberla, sé que la hay y que todo lo que sucede alrededor del mundo esta relacionado con ello…

Tomoyo: Tus presentimientos siempre han sido muy acertados Li….

Li: Lo sé… es por ello que me preocupa…

Tomoyo: No te preocupes, ya veras que todo se arreglara- dijo tratando de animarlo- Tal vez no deberíamos hablar de cosas tristes por lo menos por esta noche, por qué no me cuentas un poco de lo que has hecho en este tiempo? después de tanto tiempo sin vernos creo que sería ameno el compartir nuestros vivencias.

Li Shaoran no sabía si podría concentrarse para ello… pero tenia razón, no debía desperdiciar la oportunidad de compartir unos momentos con alguien con quien compartía las vivencias de su infancia aquí en Japón, por lo que haría el intento por disfrutarlo…

Tomoyo Daidouji había empezado una nueva vida en un país extranjero hace algunos años. No podía decir que la adaptación fue fácil… El idioma la conocía porque su madre había insistido desde hace muchos años que debía el dominarlo (tal vez desde entonces ella ya planeaba el mudarse a aquel país en algún futuro). Sus costumbres como japonesa debieron cambiar, era extraño para ella el llegar a la escuela y no tener que pasar a cambiar su calzado, y detalles de esa clase…

Le incomodó ciertamente las miradas con las que sus nuevos compañeros la contemplaban… Pero Tomoyo jamás había sido considerada una joven tímida, por lo que su carácter, amabilidad y modales le permitieron que sus compañeros la encontrasen intrigante y agradable al provenir de un país con una cultura tan mítica…

Había logrado amistarse con varios alemanes, a quienes consideraba sus mejores amigos en aquel periodo de su vida, pero ellos la llamaban ‘Tom’ de cariño y aunque no le fue fácil el adaptarse a este… no le quedo más que hacerlo incluso al saber que ese nombre correspondía a un nombre masculino.

Pero ella no es quien olvida a sus amigos del pasado y la mejor prueba es que se encontraba ahí, ahora en Japón tratando de salvar aquella antigua amistad.

A diferencia de muchos jóvenes de su edad, estaba convencida de lo que deseaba para el futuro, su futuro, y había decidido a entrar al mundo al que seguramente pertenecía, el mundo del arte de la moda y diseño. Desde muy joven somos testigos de su seguimiento en esta materia por lo que no debería sorprendernos o extrañarnos…

Y aunque hubiese comenzado a tomar cursos de ello, pero si alguien pudiese ver los diseños que ah venido haciendo con los años, hubiese notado que la modelo con la que siempre trabajaba en sus dibujos era su amiga de la infancia… Sinceramente, cada vez que una idea para un diseño venia a su mente, debía pensar el cómo luciría en ella para darle el visto bueno…

Pese a lo que había sucedido entre ambas, Tomoyo aun tenia esperanzas que Sakura algún día modelara sus diseños frente a un publico… Y esto se volvió más fuerte en cuanto un día, hasta Alemania, había llegado algunos folletos de estilos que se estaban promocionando en Japón y cual había sido su sorpresa al ver que una de las jóvenes dentro de las paginas era Sakura! Se veía deslumbrante!

Li: ¿De verdad? Desconocía por completo que Sakura ahora se dedicara al modelaje!- dijo ciertamente sorprendido.

Tomoyo: Yo también lo hice, créeme, pero debo decir que se ve maravillosa *.*- decía bastante emocionada- Desde que lo descubrí, no importando la distancia me suscribir para que cada semana recibiera un ejemplo de esos folletos y revistas *.* ¿quieres verlas? Espera un segundo- dijo al levantarse y alejarse.

Li: No importa cuan cambiada este… Daidouji siempre será la misma- pensó al dar un suspiro de resignación al recordar los mismos impulsos de ella siendo mas joven en cuanto a ‘Sakura’ era el tema.

Si que una lluvia de emociones cubrieron el corazón de Li Shaoran al ver la natural belleza y gracia de Sakura nuevamente aunque hubiese sido solo por medio de imágenes…

debió haber sido en el periodo de separación de ambos en que ella había entrado en aquel mundo de modelaje… Sinceramente, se sentía celoso…

(Nota de Ulti_SG: En el sentido de ‘es mi chica y de nadie más’)

Tomoyo: ¿Por qué no te quedas esta noche?- preguntó de pronto.

Li: ¿Perdón?

Tomoyo: Ya es muy tarde como para que regreses a tu hotel, y en esta mansión que aun as mi casa, siempre hay de sobra espacio para hospedar a un viejo amigo ¿qué dices?

Li: No quisiera ser una molestia Daidouji.

Tomoyo: Y no lo serás, sin mencionar que me gustaría saber más de lo que en verdad sucede aquí y en todo el mundo.

Li: Sería muy peligroso que lo hicieras, esto no es asunto de personas como tú.

Tomoyo: Descuida, conozco los riesgos…. pero si Sakura esta involucrada en esto, no permitiré que ella ni tu pasen por esto solos…

Li: Daidouji…

Tomoyo: No aceptare un ‘No’ por respuesta Li, y sabes que habló muy en serio ante estas situaciones…

Li: … si tienes razón- dijo suspirando resignado al recordar que así siempre sucedía…- Y creo que esta vez no será diferente….

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

Templo Tsukimine.

Kaho: ¿Crees que sea correcto todo esto?…- preguntaba ciertamente melancólica al encontrarse al lado de con quien pensaba compartir su vida una vez que todo esto terminase. Cuidándolo en su incapacidad momentánea.

Eriol: … Lo crees incorrecto entonces?- preguntó casi en un murmuro al encontrarse reposando en cama.

Kaho: … Tal vez… aunque lo creo más cruel e irónico que otra cosa…- comentó.

Eriol: …. Yo lo catalogo como lo mejor opción…. Sería muy difícil de creer para ellos lo que en verdad sucede… Necesitan verlo con sus propios ojos, descubrir la verdad por ellos mismo… aunque el golpe que pudiesen recibir algunos de ellos les destrozase el corazón…

Kaho: … Es inminente el encuentro…

Eriol: … Todo se complicara a partir de este día…- murmuró al volverse hacia la sacerdotisa, estirar su mano y lograr tomar su mano entre la suya- … Y todo finalmente saldrá a la luz… y espero que estés ahí conmigo para no permitirme flaquear…

Kaho: Despreocúpate- sujetando su mano con dulzura- Sé que lo que debemos hacer es inminente… y si dudamos sería el fin… Pero aun creo que es peligroso el no decírselos, deben de estar preparados…

Eriol: Kaho… Si lo supieran, se expondrían demasiado… lo sé… debemos esperar y cargar con la verdad hasta que ellos logren ayudarnos con cargarla a cuestas…

– Fin del Capitulo 18-

* La verdad no sé si en el extraño mundo de DB existiese esta costumbre… Recuerdo que solo hubo una vez en la que pareció que sí la tenían (en la Etapa Cell, cuando todos estaban esperando a que Cell Perfecto diera el anuncio de su torneo por T.V), pero al estar viendo algunos capítulos más de la serie, en la que estaban en sus hogares los personajes, ellos se encontraban con sus zapatos ‘normales’, así que… opte con que no la conocían.

** Recuerdo que en un capitulo de la serie de Sakura CC (2da. Temporada), que ella y Li se encontraban en el templo Tsukimine, cerca de un pequeño estanque con el que este cuenta, ella explico que Kaho le había dicho que cuando la luna lograba reflejarse en aquel estanque, era posible predecir el futuro…

*** Discúlpenme Fans de Tomoyo si es que no les agrado la idea de imaginarse a una Tomoyo con cabello corto…. pero bueno, siempre trato de darle un nuevo enfoque o un toque personal a los personajes cuando escribo un fanfic, y creo que el corte de cabello de Tomoyo fue de mi parte para ella =p. Si a alguien no le agrado, es libre de aun imaginarla con el cabello largo…


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s