CCG 17

Card Captor… ¿Goku?

Por Ulti_SG

ulti_sg@hotmail.com

Capítulo 17
Retorno obligado al hogar

Kerberos: Ay no! No, no más! Ya basta que eso duele!! ><- se quejaba la feroz bestia como si se tratase de un cachorro al estar siendo atendido de sus heridas.

Uub: Cielo santo, no tienes porque se tan exagerado -_- – decía mientras era él quien se encontraba tratando la herida del león cuya no ha sido capaz de cicatrizar del todo bien pese a que una de sus cualidades como criatura mágica era el de una recuperación rápida.

Kerberos: Pero es que duele como no tienes idea!! ¿Pero qué rayos es lo que me pones que arde de esa manera!!! ¿Ácido?!

Yue: Deja de gritar ya- habló con tranquilidad al encontrarse bajo aquel mismo techo, solo que ahora sus bellas alas blancas no se encontraban cubriendo su espalda, el mantenerlas fuera de cualquier contacto sería de gran ayuda para que pudiesen sanar más rápido.

Ambos guardianes se habían percatado de cómo es que su organismo ah tardado más de la cuenta para curarse… Acaso lo que enfrentaron serían seres que se encontraban fuera de su alcance y es por ello mismo que recibir un daño de ellos era difícil el reponerse?… Qué clase de entes eran aquellos para que pudiesen lograrlo entonces.

Kero había sido quien recibió un mayor daño de los dos, se encontró tan mal que incluso Yue creyó que no lo lograría… pero si algo había adaptado el guardián de acuerdo a las características y deseos de su nuevo dueño era una fortaleza y espíritu inquebrantable… por lo menos en el aspecto de no morir, ya que durante la recuperación y el dolor que esto conllevaba lograba arrancarle esos ataques de histeria como por el que pasaba ahora. Todo parecería que el ‘volverse pequeño’ sería su mejor opción, tal vez así sus dolores fueran menos y pudiese recuperar mas rápido su energía, pero tal parece que sería demasiado el riesgo de volver a su pequeña forma, quién sabe y si sus heridas se hubiesen acoplado al tamaño de su cuerpo , y de no ser así seguramente no lo resistiría, por lo tanto ninguno de ellos quería arriesgarlo de esa manera.

Kerberos: Claro! Como no eres tu el que tiene estas zanjas en el cuerpo por eso lo dices engreído ¬¬

Yue: Si estuviese en tu lugar, ten por seguro que no estaría gimoteando tanto como tu- añadió con indiferencia.

Kerberos: Eres un… Arghh! Ya basta! es suficiente de esa porquería ><- exclamó al resentir el efecto que aquel menjurje que Uub llevaba en un pequeño mortero lograba al encontrarse cubriendo sus heridas.

Uub: Perdón… Pero ya puede relajarse, termine- dijo al cubrir con un pedazo de manta la zona en la que las heridas de la bestia se encontraban.

Kerberos: Que alivio… Pero me puedes decir qué es eso que me has puesto por días?- preguntó al olfatear aquel menjurje y no encontrarlo nada lindo o deseable.

Uub: Es solo una mezcla de plantas curativas que ayudaran a la cicatrización de esas heridas, lo ha hecho bien ya que pese a que eran muy profundas se ha recuperado satisfactoriamente.

Kerberos: Normalmente, nuestro cuerpo tiene la capacidad de recuperarse de esa clase de daños… no de manera instantánea pero si más rápido que un humano…. pero ahora tal parece que ya no funciona como antes… De ser así, no hubiese necesitado de esa cosa…- añadió con un gesto grotesco al ver aquella mezcla, y pensar que ahora se encontraba sobre su bello y cuidado pelaje le resultaba aun mas doloroso y grotesco.

Uub: El Señor Goku dijo que todo sería muy fácil si contara con un de esas extrañas semillas que él llama Semillas del Ermitaño, tal vez no lo recuerdes pero él fue en busca de algunas para ambos, desafortunadamente no encontró, es por ello que optamos por utilizar los sabios consejos del shaman de la aldea…- explicaba.

Yue: Era eso o llevarte a un veterinario…

Kerberos: ¬-¬ Siempre tu y tus comentarios oportunos >< ¿verdad?

Uub: No sé por qué pelean tanto- pensaba al verlos ‘atacarse’ mutuamente a palabras- Si de verdad se llevaran tan mal, Yue no hubiese sido tan atento como para no moverse de este lugar hasta que paso el peligro para Kero… Lo notaba igual o incluso más preocupado que el Señor Goku- pensó inocentemente al encontrarse en medio de aquel torbellino.

– “Vaya, el que pueda escuchar tus gritos hasta afuera es una buena señal de que ya te encuentras mejor Kero”- intervino una voz que puso orden en el lugar con tan solo presentarse.

Kerberos: yo no estaba gritando!

Goku: Aja… bien, veo con agrado que te encuentras mucho mejor. Sí que nos preocupaste, incluso Yue lo hizo ¿verdad que sí?- preguntó al guardián quien solo se cruzo de brazos e ignoro la pregunta por completo- Hehehe pero es demasiado orgulloso para admitirlo ¿no lo crees Uub?

Uub miró de reojo al guardián de cabellera blanquecina quien le dirigió una mirada fría para que pensase muy bien lo que iba a opinar.

Uub: …. Ah o.o … yo… yo me abstengo de opinar v//v- añadió- Señor Goku, enseguida regreso creo que escuche a mi madre hablarme, discúlpenme- dijo al salir atendiendo el llamado de su madre.

Goku: Es un niño muy atento, le debes mucho Kero aunque no lo creas.

Kerberos: Se lo compensare algún día…- dijo al estirar con cuidado su cuerpo al sentirse entumido por la inmovilidad- Ahora, creo que existe otro asunto más importante que mi salud los cuales atender ¿o me equivoco? Yue trato de explicarme lo que paso, pero tal parece que ni ustedes tienen una explicación para lo sucedido…

Goku: Digamos que aun no…- añadió con tranquilidad.

Yue: No dejaron ningún rastro de su presencia, ni siquiera hemos podido localizar alguna esencia de las cartas. Nos tomaron completamente desprevenidos es por ello que no pudimos defendernos ni evitar lo que paso… ¿Cómo fue que no nos percatamos de ellos antes?! No lo entiendo…

Kerberos: Pudo haberse tratado de un hechizo tal y como lo hizo Clow con ustedes para que yo jamás pudiese sentirlos….

Yue: … Probablemente… Y ya que mencionas a Clow, ese sujeto parecía conocerlo, a él, a su magia y todo lo referente a nosotros…

Kerberos: No me explicó cómo es que fue capaz de adueñarse del libro y de todas las criaturas en menos de un día… Según sé, Clow empeño un hechizo para evitar que algo similar sucediese…

Yue: Pero tal parece que esta vez no fue efectivo… Eso quiere decir, aunque me cueste decirlo, que posiblemente nos enfrentamos a alguien que supera ampliamente los poderes de nuestro creador…

Kerberos: ¿qué es lo que haremos ahora? Nuestra obligación es lógica lo sé, pero no sabemos en donde encontrar a ese sujeto si dices que se desvaneció como si jamás hubiese estado aquí…

Goku: … Tal vez si estuvo aquí, pero simplemente regreso de donde vino, un lugar que posiblemente esta fuera de alcance para que nuestros sentidos puedan llegar hasta ese lugar- finalmente habló después de haber escuchado silenciosamente los diferentes puntos de los guardianes.

Yue: Pero eso solo podría ser si…- calló al encontrar el punto.

Kerberos: … Que ya no este en este mundo? Eso crees?

Goku: ¿Por qué no?- añadió sonriente y despreocupado- Además, si lo que dice tiene sentido… ese sujeto debe provenir de dónde ustedes son originarios para saber todo lo que sabía….

Kerberos: No lo creo!

Yue: Pero suena lo más sensato- añadió. Sencillamente se encontraba sorprendido de que Goku hubiese captado tan fácilmente lo que era obvio antes que ellos! Pero se jactaba de que sus nervios ante la situación no le permitieron verlo primero… (aja…)

Kerberos: Pero…. No eso suena demasiado disparatado…

Yue: Pero y aunque así sea, no podríamos hacer nada entonces… Y ni siquiera estamos seguro de que lo que crees sea lo correcto!

Goku: Existe una manera de saberlo…

Kerberos: A si? ¿cuál?

Goku: No te preocupes, no es tan difícil acceder a donde se encuentran los Supremos- decía al haber salido de la pequeña choza seguido del guardián representante de la luna.

Yue: Pero crees que sea correcto molestar a tales seres supremos para nuestro problema?- preguntó nuevamente al no poder asimilar aun que su dueño pudiese consultar a una deidad de tal magnitud para un problema de esa clase.

Goku: Ya te dije que no habrá ningún problema, los Supremos ya nos han ayudado en el pasado, sin mencionar que ellos saben todo lo que sucede en este universo, te aseguro que serán capaces de decirme algo relacionado a lo ocurrido.

Yue: Si tu lo dices…- dijo no muy creyente.

Goku: Oye confía en mi esta bien? Sé que me vez y parece que tal vez no me importe lo suficiente… pero aunque no lo creas estoy muy preocupado por todas ellas, siento como si les hubiese fallado y a ustedes también…

Yue: No fue tu culpa…

Goku: Ni la tuya tampoco- agregó antes de que continuase con lo que a había escuchado repetitivas veces estos últimos días de su boca- Todo estará bien, no me ves preocupado porque el caer en la desesperación no ayudaría en nada en estos momentos, trata de hacer lo mismo y que Kero también lo asimile mientras no estoy ¿esta bien?

Yue: No deseas que te acompañe?

Goku: Prefiero que te quedes con él, no sabemos si se les ocurra volver a aparecerse, por lo que no quiero correr esa clase de riesgos ¿de acuerdo?

Yue: Si, creo que tienes razón.

Goku: Por cierto, cómo sigue esa ala tuya.

Yue: Mejor…

Goku: Fue una verdadera lastima que al maestro Karin no contase con más semillas por el momento, con ellas todo hubiese resultado más sencillo para su recuperación, pero me prometió que trataría de apresurarse en conseguir por lo menos algunas cuanto antes- explicó antes de llevarse los dedos a su frente dispuesto a utilizar su técnica- Tratare de no tardar demasiado- fue lo que dijo antes de despedirse y que desapareciese en el aire.

Planeta Supremo*

En aquel basto planeta, que aun se encontraba en constante recuperación tras la apocalíptica batalla que se llevo a cabo en este sitio, solo una persona lo habitaba por el momento, aquel que se trataba de la Deidad Suprema más antigua de todas que aun se encontraba en la zona de los mortales. A la soledad era algo que aquel Supremo Kaiohsama de hace 15 Generaciones ya estaba acostumbrado después de haber pasado tantos miles de años encerrado en la espada Z; por lo mismo el encontrarse solo en aquel enorme planeta no le resultaba nada aburrido, no si contaba con esas revistas de ‘amplia cultura’ que ya disfrutaba el coleccionar…

SK: Oh bien, bien… que chicas tan más lindas- comentaba al encontrarse viendo las fotografías de cada pagina, jamás le ha importado el contenido solo las bellas fotografías que en cada una de sus paginas contiene- Hmmm sí….- musitaba casi babeando.

– HOLA SUPREMO KAIOHSAMAAAA!!! ME ESCUCHA?!!- llegó ese mensaje como bomba a sus tímpanos, cayendo de espaldas por el espanto que pudo producirle.

RK: ¿PERO QUIÉN TE CREES PARA GRITARME DE ESA MANERA?!- exclamó exaltado.

Goku: Hehehe lo siento anciano, pero tengo minutos aquí hablándole y no daba señas que me prestase atención o se percatara de que estaba aquí si quiera- dijo al llevar su mano detrás de su cabeza.

RK: Goku! Pero qué haces aquí, qué quieres ahora, qué no ves que estoy muy ocupado? ><- añadió al sujetar su revista y guardarla entre su antebrazo.

Goku: Lo siento Supremo Kaiohsama pero vine aquí para pedirle su ayuda- dijo al saber perfectamente cuáles eran esos asuntos importantes… después de todo, aquel viejo supremo era una versión más elevada del Maestro Roshi.

RK: Otra vez? ¿qué, acaso crees que tenemos una ventanilla de quejas / soluciones siempre abierta para tus problemas?- dijo sarcástico.

Goku: Por favor Supremo Kaiohsama no puede ser tan malvado- dijo al colocar sus manos juntas frente a su rostro como símbolo de petición- Además, la ultima vez que me ayudo nos ayudamos mutuamente ¿lo olvida?

RK: Claro que no lo eh olvidado, un Supremo Kaiohsama jamás olvida- respondió con orgullo.

Goku: Eso quiere decir que le agrado mucho la foto que le obsequie la ultima vez ^^

RK: Sí XD~~~~- casi babeando.

Goku: Y le puedo dar otra si accede a ayudarme en este pequeño problema que se presento ¿qué le parece?

RK: XD~~ Claro que… un momento ><! Como Supremo no debería acceder a tales chantajes!

Goku: Vamos, mire creo que una es muy poco, que le parece 2? ^^

RK: Hmmm pero tienen que ser de una jovencita muuuuuuuuuuuy bella, no me conformare con cualquier cosa, ¿esta bien? XD~~~~~~~~~

Goku: Trato hecho ^^- dijo- Cielos… no puedo creer que haya funcionado… ni tampoco creer que me haya tenido que rebajar nuevamente a hacer esta clase de tratos con el anciano Kaiohsama para lograr su ayuda u.ú – pensó al suspirar largamente y sentirse una basura por ayudar en la continua perversión de otro antiguo maestro solo parar lograr un fin…

Goku relató lo sucedido al Supremo y lo que busca al venir hasta aquí. El antiguo Kaiohsama estaba completamente enterado de todo lo anterior a esto, después de todo él contribuyo y dio permiso a que aquella mujer pelirroja entrase a este su universo e hiciese lo que debía hacer.

Goku: Y eso es lo que paso, la verdad como mi responsabilidad hacia ellas y hacia quienes me confiaron su cuidado debo recuperarlas y para ello necesito de su ayuda para saber si lo que creemos es cierto.

RK: Sí, te entiendo perfectamente, a mi tampoco me hubiese gustado fallarle a esa bella mujer pelirroja llamada Kaho XD~~ era todo un bom….- se dio cuenta que se encontraba hablando demasiado de sus ‘fantasías’ ante la mirada incrédula del saiya, pero alcanzó a detenerse y reponer su compostura- Ejem… lo que quiero decir es que tienes que responder por ello, ya sabia yo que sería un error darle tales responsabilidades a un despistado como tu, tal parece que aquella niña no te conocía lo suficiente ><

Goku: u.ú gracias por su apoyo y comprensión…

RK: Pero en fin, si lo que dices es cierto la prueba más concreta es que seguramente en su paso de una dimensión a otra debieron haber dejado un rastro en la línea que separa este mundo de el otro… lo verificare, pero tomara algunas horas, te avisare en cuanto lo haga.

Goku: Esta bien, gracias supremo Kaioh ^^, pero también aprovechare para pedirle algo más.

RK: ¿qué podría ser ahora?

Goku: Si su búsqueda resultase positiva, me gustaría pedirle que me permitiese viajar a ese mundo yo mismo….

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

Aun era muy de mañana, ni siquiera el sol se acercaba a recelarle su espacio a la luna a esa hora. El sonido continuo de la lluvia caer sobre el techo de su hogar y la manera en la que golpeaba su ventana y resbalaban por esta, la hizo despertar varias horas antes de que su despertador pudiese llevar a cabo su función.

Se estiró con tranquilidad sobre la cama y aunque le fue difícil logró dejar su confortante y tibia cama para lograr llegar hasta el baño y tomar una ducha. Sencillamente debía agradecer que este sería el primero de sus días libres debido a que en la Preparatoria este día iniciaría una semana cultural en su escuela en la cual solo habría exposiciones y diversos eventos deportivos, por lo ella podrá tomar por completo libres esos días ya que había logrado el no verse inmiscuida en nada que ver con aquel evento, ya no tenía ánimos como para convivir de esa manera… Pobre de ellos, al parecer estas lluvias parciales les estropearan todos sus planes.

Peinó con cuidado sus cabellos ocres después de ducharse, vistiéndose con ropas ligeras ya que aun faltaba mucho como para disponerse a portar las ropas con las que iría al trabajo ya que en la espera a que llegase a la hora solo terminaría estropeándolas.

Miró hacia la ventana de la habitación solo para verificar que todo aun se encontraba oscuro ya que el cielo mismo se encontraba cubierto totalmente por nubes de lluvia… Desde ayer esa lluvia a sido continua, pero en un principio se desato como un diluvio que causo algunas inundaciones en las zonas bajas, pero al parecer todo indicaba que este día podría haber esperanzas de que volviese a salir el sol.

Aquella joven encendió la televisión y esta se prendió en el canal de un noticiero en la cual ella dejo, para después sentarse frente a su escritorio y encender una sencilla computadora portátil, la cual al encenderse apareció en la pantalla “Buenos días Sakura” como mensaje automático de inicio.

Su mecanografía era excelente y hasta el movimiento de sus dedos al teclear eran refinados, lo cual era normal de venir de una joven tan bella como ella.

La ventana que mostraba sus correos electrónicos se abrió y había una variedad de ellos, entre publicidad o cadenas virtuales, en su buzón se encontraban una gran cantidad de emails de la mismas direcciones de correo electrónico las cuales pertenecía a su padre y a su hermano ya que era la única manera en la que podían comunicarse con ella de un modo económico al encontrarse lejos de Japón.

Sus ojos esmeralda contemplaron en silencio un email en particular, uno que hace meses ella se alegraba el de ver en su buzón pero que ahora simplemente le era indiferente-

tom_dai@..(Nota: como no me gustaría que me demandasen o algo similar… no pondré un servidor en particular)- <mailto:tom_dai@..(Nota: como no me gustaria que me demandasen o algo similar… no pondre un servidor en particular)-> Ella sabía que le pertenecía a la amiga de su infancia quien también se encontraba lejos, pero ella simplemente lo selección y dio clic en “Eliminar” sin abrirlo si quiera.

– “… Y más noticias esta mañana, se nos informa de aun grandes diluvios en un gran numero de lugares del continente e incluso en otras parte de Europa y América; en las costas de el mar turbulento se levantan olas que llegan hasta los 15 o 20 metros de altura las cuales han devastado algunos puertos y localidades cercanas. En las ultimas horas se han reportado un sin numero de terremotos en algunas de las grandes capitales de el mundo ocasionando muchas perdidas materiales y daños; así como la aparición de grandes tornados en el continente Africano y Australiano; Un gran numero de fenómenos naturales se están desatando en el planeta, se les pide a todos extrema precaución si se desea salir. Pero ante tales hechos los centros climatológicos mas importantes y renombrados del mundo se encuentran desconcertados ya que no encuentran una explicación razonable por lo que sucede, ¿acaso serán solo coincidencias o solo algo inevitable por parte de la naturaleza?… En otras noticias el presidente de la ONU…..”- la joven apagó el televisor.

– “En este mundo no existen las coincidencias… simplemente lo inevitable”. Susurró al instante de dejar su habitación y bajar al primer piso de su hogar.

Era verdad, solo hace algunas horas atrás el mundo se había vuelto de cabeza con la presencia de esos fenómenos climatológicos tan repentinos… Y lo peor de todo es que ella sabía la razón de todos ellos, solo que era algo que ella debía guardar y asfixiarse con ello. Pero ella no podía hacer nada ahora….

Sirvió en un tazón hondo las hojuelas de trigo crujientes que ahora tanto le gustaba. Desde hace tiempo había tenido que acostumbrarse a comer poco debido ahora al trabajo/hobbie que había conseguido. El día de hoy la habían citado muy temprano para llevar a cabo algunas sesiones para aprovechar los paisajes lluviosos naturales que este día presentaría.

Al comer sola en la oscuridad, fue capaz de escuchar el sonido de la bicicleta del joven que repartía todas las mañanas el diario puntualmente; por lo que al no encontrar nada más que hacer decidió salir a recogerlo aun en aquella llovizna.

Salió sin importarle que la lluvia la mojase, abrió el buzón extrajo el diario pero antes que lo cerrase se dio cuenta que había algunas cartas que había olvidado recoger esta semana. En medio de aquélla lluvia observó cuales eran importantes y cuales no, la única que no había cubierto en su antebrazo de la lluvia fue un de un sobre de color azul algo que le permitió saber quién era el remitente sin tener que leerlo.

– “¿Hasta cuando es que vas a entender…?”- pensó al momento de romper el sobre y dejar que los restos cayesen en el agua o se las llevase el viento.

El tiempo pasaba y la lluvia no cesaba y tal vez jamás lo haría. Aquella joven se alisto finalmente al ver la hora de la cita un poco cerca. Cepillo su cabello una ultima vez, escogiendo ropa cómoda y nada extravagante. Se dirigió hacia la salida, no sin antes abrigarse con un impermeable que la cubría hasta las rodillas y tomando un sencillo paraguas. Dio un suspiro al pensar en que ya no tenía ningún caso de hacer todo esto, de llevar una vida normal después de lo que pasa… Pero debía seguir su vida pese a ello… esa vida que había adoptado tan solitaria y luchar por no lograr simpatizar con nadie… Finalmente se dio ánimos y salió del umbral de su casa rumbo a donde había sido citada.

“¿Quién soy yo?…. Si me hubiese hecho esa pregunta hace mucho tiempo, lo más sencillo de responder de mi parte hubiese sido que soy Sakura Kinomoto, tengo 17 años, pronto 18 y actualmente estudio en la Preparatoria Linmei…”

Ella miraba hacia el frente todo el tiempo, no había ningún otra alma pasando por donde ella se desplazaba, solo el sonido de algunos automóviles pasar en las cercanías era su única compañía así como el sonido de las gotas golpeado su sombrilla.

“Mi vida ahora parecerá tan ordinaria y monótona como la de cualquier estudiante de mi edad, pero si supieran… Los secretos que escondo siempre lograran que jamás sea como las demás chicas aunque lo intente….”

Sakura había llegado sin problemas a la estación del autobús más cercana, y esperaba pacientemente que arribase el autobús indicado.

“Todo ello comenzó desde que un día a mis 10 años encontré un extraño libro en la biblioteca de mi casa, el cual sin saberlo contenía un poder que al ser despertado por mi cambio mi vida para siempre…”

Subió al móvil y buscó el ultimo lugar de este, permaneciendo mirando por la ventanilla que entreabrió al agradarle la sensación de las pequeñas gotas caer e su rostro o que acariciaban su mano.

“Al ser pequeños, gracias a la fantasías del hombre, creemos que la magia existe y que es añorada por muchos, que muchos la buscan para que sus mas grandes ilusiones se vuelvan realidad, utilizar esa magia para volar, crear fuego, nieve, viento, todo lo que nuestra imaginación desee, que el usarla siempre será utilizada para el bien y que jamás traerá ningún daño a nadie… Ja, Si supieran lo que yo…”

Se encontró con la mirada de una inocente bebita que venia en brazos de su madre, le enterneció de tal manera que le hizo recordar muchas cosas buenas de su infancia… situaciones que ya jamás se repetirán y que había perdido para siempre.

“Antes de que la magia llegara a mi lo tenia todo, a mi padre que a pesar de ser un hombre muy ocupado siempre se encontraba ahí para mí, para darme los buenos días, prepararme el desayuno y entregarme el almuerzo antes de salir en mis patines a la escuela. A mi hermano quien pese a ser tan bromista conmigo, sus comentarios jamás lograban hacerme sentir mal… En la escuela me encontraba rodeada de mis mejores amigos… Todo era perfecto y no lo negare que lo siguió siendo pese a que yo haya conocido a Kero y a las Cartas Clow… pero con el tiempo todo pareció complicarse demasiado… Sin darme cuenta comencé a separarme de mis amigos ya que creí que al permanecer a mi lado solo estarían en peligro, como el caso de Rika… aun no puedo olvidar cuando ella entro bajo la influencia de ‘Espada’ por mi culpa…. Tomoyo fue la única que siguió siempre a mi lado y eso fue porque ella siempre encontraba la manera de cómo convencerme de permitírselo…”

Pidió la parada en la próxima estación, y fue cuando descendió nuevamente a la lluvia, pero no faltaba demasiado para llegar al lugar.

“Cuando finalmente termino todo con respeto a las Cartas Clow y convertí a todas ellas en Cartas Sakura creí que todo terminaría y podría llevar una vida normal nuevamente, pero eso jamás pasaría, pero de ello me di cuenta demasiado tarde…”

Sakura entró a un edificio, dando los buenos días al recepcionista del lugar y preguntando si ya habían empezado, a lo cual para su alivio la respuesta había sido negativa.

– Kinomoto! Te estábamos esperando, debes darte prisa que la chica de maquillaje te espera- dijo una joven un poco más mayor que ella al encaminarla a una de las habitaciones.

“Pero aunque ya no todo es como antes… la vida debe continuar…”

“La Secundaria la viví nuevamente en la Escuela Tomoeda, Tomoyo continuo conmigo, pero antes de que el ultimo semestre terminara, ella y su madre debieron mudarse a Alemania debido a los negocios de la familia, aquello fue algo duro de asimilar e igualmente para Kero, aunque luchamos para que la comunicación entre ambas fuera diaria los primeros meses por correo electrónico o en los cuartos de chat, es por ello que le pedí a mi padre el comprarme una computadora portátil.

Al terminar la secundaria… decidí cambiar de ambiente escolar, por lo que opte por la Preparatoria Linmei la cual pese a que deba tomar todos los días dos autobuses diferentes me pareció perfecta… Fue extraño llegar a un lugar nuevo donde no eras nadie para ninguno de los ya egresado, pero por ello mismo es por lo que decidí hacerlo…”

– Bien, bien señores debemos comenzar ya que tenemos un salario que cobrar y no lo haremos si solo se la pasan holgazaneando- habló un hombre de mediana edad que parecía ser el organizador de todos los que estaban en aquel estudio- Esas luces, necesitamos más iluminación en el centro por favor, dónde esta la modelo?

– Aquí esta señor.

– Bien, bien, Kinomoto déjame verte bien- dijo el hombre.

Sakura se acercó y el hombre examino su cabello bien peinado, el maquillaje muy natural en sus mejillas, las ropas y todo aditamento que el conjunto poseía… para su beneplácito todo encajaba perfectamente con aquella mirada tan triste y desolada de la modelo.

– Me encanta- dijo al darle el visto bueno- Bien entonces pequeña ya sabes qué hacer.

“Al encontrarme casi finalizando la Preparatoria… y después de que ‘dejase la magia’ hace 8 meses, pensé en la posibilidad de buscar un trabajo de medio tiempo, pero no fue sencillo encontrarlo… solo fue hasta que vi el anuncio de que se buscaba un casting de nuevas modelos para una nueva revista de moda que circularía pronto en el diario… No dude mucho en probar mi suerte, y no saben lo sorprendida y feliz que me hizo el saber que tengo talento para ello, tal vez ya se encontraba en mi sangre… o tal vez era que el posar tantas veces ante las cámaras de Tomoyo me dieron algo de ‘experiencia’. El obtener un empleo me permitirá cubrir mis gastos y poder ayudar un poco a mi padre con los de el hogar… sin mencionar que me permitiría mantener mi mente ocupado en algo diferente…

Mi padre me apoyo siempre mientras cuando yo me encontrase feliz…. Mi hermano hubiese sido un gran problema de encontrarse en Japón, pero él desde hace un semestre que se encontraba estudiando en Estados Unidos junto con Yukito, ya que a ambos les fueron otorgadas una beca de una Universidad de Prestigio de ese país… Mi hermano dudo al aceptarla al no querer dejarme sola, al igual que Yukito… Pero no les permití que dejasen atrás esa gran oportunidad… Además después de todo, lo mejor es que se encontraran lejos de aquí…”

El sonido de la cámara del fotógrafo era lo único que se escuchaba en el set junto con la voz del mismo quien animaba a que la joven se moviese naturalmente para la sesión fotográfica que se llevó a cabo aquella mañana.

Sakura había dejado atrás su aspecto infantil desde hace ya tiempo, en su lugar y ante las luces de aquel set se encontraba una joven, una mujer cuyos cabellos almendra se encontraban levemente rizado en sus puntas que recaían sobre sus hombros; sus ojos esmeralda poseía ya un toque único que solo la madurez es capaz de traer a ellos, pero a la vez daban una sensación de encontrarse vacíos, nostálgicos y tristes, un detalle que siempre agradó a los fotógrafos con los que había trabajado y había sido un punto a su favor por lo cual había llegado a convertirse en lo que su madre alguna vez fue… una joven y exitosa modelo.

Su belleza lograba que cualquier hombre en aquel set no pudiese evitar suspirar una o dos veces con tan solo verla, cubierta con bellos vestuarios, y aquellos movimientos tan frágiles, naturales y sencillos que realizaba ante la cámara se transformaban en una especie de danza que maravillaría a cualquier hombre, ya que todos ellos estaban dotados de gracia y encanto pese a que ella no sonriera demasiado…

Como ya era costumbre, todos quedaban fascinados y conformes con el magnifico trabajo que realizaba en las sesiones en las que se presentaba. Y después de largas horas de trabajo en la que pasaba por varios vestuarios, sets, y maquillaje, todo había terminado al cobrar su cheque.

“Esa es mi vida ahora… Aunque claro… aun sigo sin poder ser una chica normal como desearía, ya que aun sigo teniendo mis secretos respaldándome…

Desde hace algunos meses eh vivido casi de una forma independiente, y no porque haya dejado mi hogar, más bien, todo mi hogar se ha dispersado, empezando con mi hermano como ya explique, y hace tres meses mi padre fue invitado a participar en una excavación en las antiguas ruinas en donde alguna vez se instaló la civilización Mesopotámica, aunque él hubiese querido no dejarme sola, le insistí que no dejase pasar esa oportunidad, yo sé que él ama a su trabajo y que no se presentaban oportunidades como esas en su vida pese a ser un importante profesor de arqueología en la universidad.”

Al salir, notó como es que el cielo aun se encontraba nublado, y solo una llovizna muy ligera y suave continuaba cayendo, por lo que solo se abrigo con su impermeable y no vio la necesidad de utilizar su sombrilla ya que le agradaría mucho el poder sentir todas ellas caer sobre su rostro mientras caminaba.

Antes de regresar a casa, paso por el café al cual solía ir cada vez que terminaba una sesión exitosa, siempre tomaba la misma mesa junto a la ventana y pedía un café helado. Ya conocía de vista a muchos quienes trabajaban ahí e incluso sabia sus nombres por ver cotidianamente sus gafetes al venir y atenderla. Solía darse cuenta de cómo es que uno de ellos la miraba y cómo es que desde hace dos semanas cuando ella asistía el siempre peleaba por ser quien tomara su orden… Como si no supiera ella lo que en verdad quería… Pero no se encontraba interesada de ninguna forma en él, ni en ningún otro joven…. Su vida no estaba como para tener a alguien a su lado… Ni siquiera al lado de Shaoran Li con quien había dejado atrás todo contacto…

No le agradaba pensar mucho en él… por lo que ni esta lluvia lograría sentirse melancólica por su recuerdo… Aunque el ver como es que pasaban algunas parejas de jóvenes allá en las calles y compartían una misma sombrilla, así como ver en el interior de aquel loca en el que se encontraban a otros que se tomaban de la mano, lograba que sintiese un poco de añoranza por un compañero… alguien con quien pudiese hablar incluso de lo que le sucedía ahora…

“Kero… Yue… como desearía que estuviesen aquí… Pero lo mejor que pude hacer por ustedes fue alejarlos de todo esto…”

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

Kerberos: Se sincero conmigo solo por una vez en tu vida- dejo escapar de sus labios al encontrarse sumergido en un profundo silencio.

Yue: ¿Qué quieres?- preguntó al disponerse a prestarle atención.

Kerberos: Acaso… desde que tenemos nuevo dueño, jamás pensaste en la posibilidad de poder regresar… de ver de nuevo a Sakura?- preguntó con cierta pena ya que sabía que él lo criticaría, pero para su sorpresa no recibió una respuesta inmediata, pero continuo con su rostro impávido- Yo no sé tú pero yo suelo hacerlo en ocasiones…

Yue: … Je, Kerberos… no sabes como me recuerdas a mí cuando Sakura se volvió nuestra dueña al superar el Juicio…- comentó al sonreír con cierto cinismo- … aunque no sea un caso exactamente igual yo solía pensar en muchas ocasiones sobre las posibilidades de volver al lado de Clow… tu lo tomaste todo a la ligera, ni siquiera pareció importante…

Kerberos: Yo no tengo el corazón de hierro como tú!- interrumpió al encarar a su contraparte- Yue, que no haya demostrado el que me importase el cambio que sufrimos la primera vez no quiere decir que no sintiese nada por lo que sucedía… Es solo que… yo… jamás te lo dije pero… aun recuerdo cuando él iba a morir y me habló al oído, no negare que no me desconcertó lo que susurró, pero era difícil saber lo que él pensaba después de cómo solía ser ese hombre- sonrió levemente al recordar algunas vivencias a su lado- Él me hizo prometer… que jamás estaría triste con su partida, ya que algún día, de algún modo todos encontraríamos el mismo aprecio y protección que él mismo nos brindaba con su presencia pero esta vez lo recibiríamos de otra persona… una a la que también me hizo prometer que le tendría la misma devoción que le teníamos…. Yue ¿crees acaso que estoy ciego? Por supuesto que notaba como es que sobre ti recaía mas el peso emocional de nuestro cambio… Pero yo no podía compartir tu indiferencia hacia Sakura, pero eso tal vez solo se debió que no la conociste como yo lo hice y todo el tiempo que compartimos juntos, es por esas experiencias que yo vi en ella a una persona cálida y de buenos y nobles sentimientos igual o incluso más que los de el mismo Clow… Al darme cuenta de ello supe que Clow tuvo razón al decírmelo… lo que dijo fue cierto y yo pude cumplir con las promesas que le hice… Todo eso hubieses sido capaz de entender si no te hubiese escondido tras tu identidad falsa!

Yue: Ya no sabes lo que estas diciendo- murmuró al no agradarle que la conversación hubiese dado un giro inesperado.

Kerberos: Ahora me doy cuenta perfectamente… tanto era tu miedo de ver lo que yo que por eso optaste por separar tu conciencia, para que fuese Yukito y no tú quien compartiera con Sakura y fuese él quien la mirase igual que yo… Seguramente Clow te dijo lo mismo antes de morir y tu tuviste miedo de que alguien pudiese suplantarlo incluso en tus perspectivas…

Yue: Eso no es cierto!

Kerberos: Sé perfectamente cuanto fue tu aprecio hacia él… Yue, el que no piense como tu no quiere decir que no me dolió el despertar un día y ya no verlo ahí… y no sabes lo que me costaba estar frente al niño Hiragisawa y serle indiferente por ser quién fue para nosotros….

Yue: No entiendo el por qué intentas sacar todo esto a estas alturas de la historia Kerberos….!!- murmuró con enfado.

Kerberos: Porque es solo hasta hoy cuando me he dado cuenta de esos hechos Yue…. Tuve que pasar por dos vidas diferentes para hacerlo…

El guardián de cabello blanquecino le dio la espalda, se cruzo de brazos y cerro sus ojos.

Yue: ….. No sabes… cuanto me molestaba que para ti hubiese sido tan fácil el cambio… siempre ha sido así… Y tienes razón…. Clow me dijo lo mismo que a ti antes de morir… solo que conociéndome agregó algo más al mensaje…. “… y llegando el momento, de algún modo nos volveremos a ver pero en ese momento pese a que estemos tan cerca en realidad estaremos igual de lejos a como lo estaré dentro de poco…”

Kerberos: Fuiste quien más amaba a nuestro creador… entiendo lo que hiciste… Ahora eh pasado por lo mismo… esta vez fui yo quien amaba más a nuestra antigua dueña y ante la separación, aun resulta doloroso… y ahora eres tu quien parece no importarle…

Yue: Cambiamos papeles sin darnos cuenta…

Kerberos: Tal vez… Pero sigo siendo yo el simpático- comentó sarcástico al tratar de relajar la situación- Aunque, a mi me agrada mucho al cabeza hueca que tenemos como dueño… Oye un momento…. si de verdad lo que dices es cierto y cambiaste papeles conmigo… eso quiere decir que ahora eres tú el que aprecia más al cabeza de chorlito que yo… ¿oh me equivoco?- preguntó sarcástico al haberse acercado y sentado a su lado.

Yue: Solo estas diciendo sandeces- murmuró al continuar en su misma posición, solo que esta vez, de un ligero movimiento de su pie, golpeó muy ligeramente el costado vendado del guardián, quien se exalto de el dolor ante el contacto intencionado para que diese el efecto esperado.

Kerberos: Argh! Eres un desconsiderado!! >< no vuelvas a hacer eso T-T!!!- dijo profundamente dolido ante el ligero roce que para su herida resulto el equivalente a una puñalada en su costado- Es solo que te duele la verdad ¬.¬

Yue: No tanto como a ti te duele esto…- murmuró al volver a hacerlo.

Kerberos: Arggh! Te aprovechas de mí debilidad!!! Pero ya veras cuando pueda moverme mejor, te haré zanjas en la espalda para divertirme un rato ò.ó!!

Yue: Je, me gustaría verte intentarlo.

Goku: Es grato ver que se lleven aun tan bien ya sea en las buenas o en las malas ^^- agregó al llegar con su sonrisa imborrable.

Kerberos: Tan oportuno como siempre….

Yue: No tardaste demasiado….

Goku: No pude averiguar mucho, pero eso lo deje en manos del Supremo Kaiohsama, ya verán cómo es que él nos dará una respuesta concreta.

Kerberos: Y qué esperas hacer si resultase que las corazonadas sean ciertas?

Goku: Sencillo… Iremos a ese mundo a recuperarlas ^^

Kerberos: ¿Qué?! Escuche bien?!

Yue: Puede ser eso posible?

Goku: Por supuesto, olvidas que Kaho lo hizo? Pues nosotros haremos lo mismo, teniendo la autorización y orientación adecuada claro esta- dijo despreocupado y alegre, su típico carácter.

Kerberos: Pero.. ah….- se había quedado sin palabras ante la noticia…

Goku: ¿Qué sucede? No les alegra que volverán a tener la oportunidad de volver a su mundo de origen?

Kerberos: Por supuesto que si pero… hubiese sido más agradable si hubiese sucedido en situaciones diferentes… Pero debemos ir, si ese sujeto esta allá, Sakura estará en problemas lo presiento, y aun creo que tenemos una obligación hacia ella, por lo menos como amigos que fuimos siempre- añadió al esperar la aprobación del guardián lunar quien permaneció en silencio.

Goku: Ayudaremos si hace falta, lo prioritario sería encontrar al sujeto y recuperar lo que nos arrebató, me preocupa el no saber lo que podría hacer con ese poder…

Yue: Y más ahora que esta recargada de su energía- pensó en silencio- Pero aunque fuéramos… seguramente no sería fácil el localizarlo y mas difícil seria si utilizase aun esos hechizos para ocultar su presencia… Y allá deberíamos enfrentarlo nosotros solos…

Kerberos: Recuerda que aun tenemos amigos allá…

Yue: Pero no sabemos cuanto tiempo es el que haya pasado allá mientras estuvimos aquí…- añadió- Sé que el transcurso del tiempo es totalmente irregular al comparar dos mundos diferentes… aquí pudieron haber pasado 3 años y allá solo segundos, o tal vez días, décadas o hasta siglos- comentó.

Goku: Entonces habría que arriesgarnos de todos modos- habló con tranquilidad- De cualquier manera debemos hacerlo, es nuestra responsabilidad.

Yue: Tienes razón… pero crees poder llegar a un mundo tan diferente a este como el nuestro? Créeme, allá no hay nada comparado con este.

Goku: Hmmm creo que podré manejarlo ^^- dijo al recordar aquella extraña experiencia que las cartas le permitieron de estar frente a aquella joven de nombre Sakura.

Kerberos: … Espero tener la oportunidad de verla tan siquiera una vez más… Hay mucho que quisiese poder preguntar…- pensaba- … Pero no sé por qué siento que el saber las respuestas solo llevaran a solo más grandes problemas…

– Permítame acompañarlo Señor Goku!- intervino una voz perteneciente a un infante.

Goku: Uub?

Uub: Disculpe mi indiscreción, pero escuche todo- explicó al adentrarse y acercarse a ellos.

Kerberos: Vaya… al parecer tu pupilo esta aprendiendo bien de ti ¬¬ … incluso tus defectos…

Goku: ¬.¬

Yue: Esto no es algo que te concierne Uub.

Uub: Pero quiero ayudar… Miren, tal vez yo no sea parte de todo esto o que no tengo ninguna relación con el problema… Pero siento que también es mi deber el ayudarlos, ayudar a esas criaturas que al igual que ustedes desde que llegaron aquí nos han ayudado mucho y nos han brindado una mano amiga- decía de un modo muy abierto y sin encontrarse tartamudeando (algo muy raro en el niño o.ó)- Mis padres me han enseñado que siempre debe brindarse ayuda a los amigos cuando estos la necesitan, pues bien, Pelea y todas ellas necesitan de toda la ayuda posible, por lo que les pido que me permitan acompañarlos, prometo que no estorbare, daré lo mejor de mí.

Las criaturas miraron con incredulidad la fluidez de las palabras del niño que ya habían catalogado como uno muy tímido por la primera impresión que les causo hace tiempo, pero ahora se daban cuenta que no conocían bien a una persona cuando esta ya mostraba otro rostro…

Ellos dos se abstuvieron de opinar ante ello, simplemente esperaron por la respuesta de su dueño, quien permaneció sonriente y tranquilo por unos segundos después de la petición del pequeño de color, pareció pensarlo con cuidado.

Goku: … Puede llegar a ser peligroso…- dijo al niño- … ¿Estarías preparado para cualquier cosa que debieses enfrentar allá?- cuestionó.

Uub: … No puedo decir que tenga el calibre de un guerrero de alto rendimiento… pero creo también que debo probar mis habilidades y qué mejor que hacerlo cuando se busca el bien de otros…

Goku: … Eres un niño muy bueno Uub…- añadió sal sonreír- … Bien solo hay un problema…

Uub: ¿Cuál podría ser ese?

Goku: …… Que no creo que tus papás te permitan realizar un viaje de una dimensión a otra ^^- colocando una mano tras su cabeza.

Uub: _o_

Yue: u_ú

Kerberos: -_-

después de esperar con cierta impaciencia durante todo el transcurso de ese día el cual paso tranquilo, Goku recibió la visita de el Supremo Kaiohsama de esta generación con información que su ancestro tenía para él.

Efectivamente, el anciano Kaiohsama fue capaz de encontrar una leve ruptura en la línea que separa este mundo de el otro, tal parece que quién lo hizo intento cubrir muy bien su rastro por lo que había sido difícil el darse cuenta de ello. Y tal como lo había previsto ya, era algo seguro que deberían ir hasta allá.

Uub logró convencer a sus padres que le permitiesen acompañarlos a un ‘viaje de entrenamiento’, por supuesto que fue muy inteligente como para no decir exactamente a dónde… pero los padres de este aceptaron al tener plena confianza en el maestro de su hijo, quien pese a ser un hombre bastante peculiar había logrado su suficiente amistad como para confiarle la seguridad y hasta ‘educación’ de su hijo mayor.

Como era de esperarse, Yue no estaba seguro de que sería una buena idea que el pequeño los acompañase, ya siendo reencarnación de un demonio poderoso oh no, aun era un pequeño humano… Pero fue fácilmente persuadido por su ‘amo’ quien agregó que una experiencia como esta sería muy valorada por su joven mente y quien sabe, tal vez podría aprender muchas cosas que necesitara en un futuro… Yue solo atino a suspirar y dejarle toda la responsabilidad a él por lo que pudiese ocurrir… ya que tenia un mal presentimiento por todo esto y aunque esta vez no lo haya guardado para si, su dueño continuo con su actitud despreocupada respaldada por su sonrisa… esa característica suya… lograba que Yue le encontrase cierto parecido con Clow… siempre tan sereno y con su sencilla sonrisa plasmada en su rostro incluso ante la misma muerte…

La pregunta ahora sería ¿cómo planeaban realizar tal viaje? Pero esta vez el saiya lo sabía puesto a que aun recordaba como es que Kaho había regresado a su mundo, por lo que realizarían el mismo método.

Utilizando la teletransportación, 4 siluetas habían aparecido frente al gran árbol que existía en la montaña Paoz al haberse guiado gracias a la presencia del Supremo mas joven que los estaba esperando.

SK: Bien Señor Goku usted sabe lo que debe hacer después de qué logre que este ente logre una coordinación que el que se encuentra en el otro mundo ¿oh me equivoco?

Goku: Esto listo- añadió.

SK: Cuando lo logre, estoy seguro que lograra sentir una presencia que será su guía a partir de que utilice su técnica, es por ella por la que podrá llegar.

Goku: Entiendo.

Kerberos: Solo espero que no termines en un lugar diferente u.ú

Goku: Que poca confianza me tienen ^^°

SK: Si están listos, entonces comenzare- dijo al colocar su mano sobre el fuerte tronco del árbol, las criaturas y el infante miraban atentos, pero el saiya volteo discretamente sobre su hombro justo en la dirección en la que sentía presencias familiares…

Yue: … Debiste haber pensando tan siquiera en hacérselos saber…- murmuró el guardián al presentir lo que le sucedía- No sabe cuanto tiempo es el que estará ausente…

Goku: … Es mejor así- añadió despreocupado.

Y antes de que el guardián pudiese decir algo más, el Supremo Kaiohsama dio una satisfactoria señal de que todo se encontraba listo.

SK: Ahora no lo olvide señor Goku, será un extranjero en un mundo extraño… no vaya a cometer locuras o hacer algo drástico que pudiese perjudicar a ese mundo ¿de acuerdo? Recuerde que esa fue la condición por la cual mi antepasado le permitió ir.

Goku: si lo tendré siempre en cuenta mientras estemos allá.

SK: Cuando allá terminado, intente contactarlos para regresar.

Goku: Esta bien, ahora sujétense todos- dijo al colocar la punta de sus dedos sobre su frente- … Y cómo se supone que haré eso?- preguntó respecto a ‘contactarse con ellos desde allá’.

SK: Descuide, le aseguro que encontrara a alguien que sea capaz de hacernos llegar su mensaje- respondió.

Goku: Esta bien…

SK: Oh, aguarde Señor Goku- dijo al buscar algo entre sus bolsillos y entregarle un pequeño saco- Tome esto, tal vez vaya, son de esas semillas que acostumbran a depender en un combate.

Goku: Pero cómo es que consiguió?- preguntó con incredulidad.

SK: Vamos, por algo somos deidades importantes ^^ Son pocas pero es lo máximo que pude conseguir en tan poco tiempo.

Goku: Gracias, solo espero no tener la necesidad de utilizarlas.

SK: Esperemos…

Goku: Bien ahora si podemos irnos- dijo al concentrarse y tratar de encontrar esa presencia de la que el Supremo hablaba, concentrando sus sentidos hacia donde la energía que ese árbol emanaba, por sus gestos parecía estando teniendo problemas para lograrlo… Pero después de algunos instantes, sus sentidos lograron sentir una presencia de el otro lado, ahí estaba!

Finalmente las cuatro siluetas desaparecieron ante la vista del Supremo y de este mundo.

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

Se encontraba atardeciendo ya, bueno, eso solo eran capaces de saberlo gracias a los relojes mecánicos o de los sistemas, ya que el cielo continuaba totalmente nublado sobre Japón y muchas otras partes de el mundo.

No llovía, pero las hojas de los árboles retenían restos de ella, así como muchos charcos en las calles y banquetas.

En aquel lugar en donde un enorme árbol de cerezos que parecía encontrarse sin vida, ya que ninguna flor era sostenida por sus ramas, se encontraba, de un momento a otro comenzó a destellar levemente con una luz igual de tenue, y como si se tratase de algo mágico y sobrenatural, de los tallos secos comenzaron a florecer sakuras a tal rapidez de llenar esas flores las copas de el gran árbol.

Afortunadamente nadie extraño estaba en aquel lugar para ver lo que sucedía, y como es que de un modo igualmente mágico cuatro siluetas aparecieron ahí de la nada…

Aquellos cuatro viajeros miraron con curiosidad el lugar al cual habían arribado… El pequeño fue el único quien era su primera vez al encontrarse aquí, pero Yue y Kerberos lo reconocieron con pronta rapidez, a Goku le tomo un poco de tiempo el hacer lo mismo, ya que ya había estado aquí antes a través de aquel ‘sueño’.

Kerberos: … Lo logramos…

Uub: ¿Qué es este lugar?

Yue: Es el templo Tsukimine…

Kerberos: … Estamos en casa.

– Bienvenidos sean- escucharon en las cercanías, y ahí cerca había alguien quienes los estaba esperando para darles la bienvenida a este mundo, alguien que ya conocían.

Goku: Kaho!

-Fin del Capitulo 17-

Notas de Ulti_SG: Bien, aquí le doy final a este capitulo, disculpen por dejarlo hasta aquí pero si le sigo esto quedaría mas largo de lo que quisiera, pero no se preocupen el capitulo 18 no tardara en salir.

Agradezco a todo aquellos que me han brindado su apoyo a lo que llevo en este fic… la verdad es que en un inicio no muchos me apoyaron o me decían “Continúalo, tu puedes es bueno” por lo mismo no escribía mucho de esta historia… hasta que finalmente después de que el fic fue mas leído y fue atrayendo mas a los lectores es cuando comenzaron a llegar apoyo para este fic n.n se los agradezco, gracias a ello ha llegado hasta aquí y espero no dejarlo morir sin haberlo terminado, muchas gracias a ustedes lectores / autores que me han apoyado a seguir, no hay necesidad de nombrarlos porque ustedes mismos ya saben quienes son, muchas gracias n.n.

Ok….. como verán finalmente vimos a Sakura Kinomoto, y finalmente parece que esta por revelarse muchas cosas. Como el buen Luis-kun me dijo “Hiciste pedazos la vida de Sakura” créanme que hay una explicación a ello =P y muy pronto la sabrán! Por cierto que me gusto mucho el poner que trabajaba de medio tiempo como modelo al igual que alguna vez su madre lo hizo n.n en ningún otro fic lo había visto, por lo que a mi me pareció una buena idea.

también ah salido a la luz una teoría mía de una razón mejor al por qué Yue es que separó su conciencia, yo sé que hay una en la que se supone así debía ser para poder llevar a cabo el juicio… pero no me resulta creíble o convincente por lo que le agregue otra, espero y les haya gustado n.n

Bueno, ya lo saben, quejas, comentarios, sugerencias, ya lo saben a mi correo ulti_sg@hotmail.com 

En el próximo capitulo, no se pierdan el encuentro de los Card Masters! Nos acercamos al final.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s