CCG 16

Card Captor… ¿Goku?

Por Ulti_SG

ulti_sg@hotmail.com

Capítulo 16
Objetos Perdidos

Tantos diferentes cambios de vida eran por las que estas criaturas habían pasado ya… Jamás tenían la oportunidad de disfrutar plenamente de esta cuando finalmente, después de mucho esfuerzo, se habían adaptado…

Solo habían pasado algunos meses en los que la montaña Paoz había dejado de ser su hogar. Por ende, la decisión de Goku los había traído a otro sitio, en donde nuevamente trataban de encajar, de adaptarse.

Habían llegado a una pequeña y muy humilde aldea en la que Uub nació y aun vive, lugar por el cual él había viajado a una de las Capitales Mundiales para participar en el Torneo de Artes Marciales, para con el premio lograr comprar alimento para los aldeanos al estar sufriendo por cuestiones de hambruna y sequías en sus campos…

Por supuesto, gracias con lo que prometió Goku al pequeño Uub aquella vez, la situación de aquella aldea mejoro bastante.

Los aldeanos eran personas muy sencillas, amables y sobre todo, eran creyentes de la existencia de criaturas como Kero, Yue y las Cartas… Por lo que la convivencia fue ciertamente placentera.

La criaturas tenían la libertad de salir, pero tenían prohibido el causar algún problema a las personas de la aldea y portarse debidamente cuando su dueño se marchaba a las montañas a entrenar con el joven Uub, quien aun no era capaz de entender aun el porque aquel hombre se tomaba tantas molestias al entrenarlo… dejó todo detrás de si para venir con él y enseñarle el uso debido de sus poderes.. Ciertamente se sentía agradecido, después de todo cumplió con su promesa de ayudar a los suyos, y también le agradecía que se hubiese transformado en su ‘maestro’ puesto a que por alguna razón extraña, se sentía bien consigo mismo al aprender día con día el como utilizar esos poderes, se estaba conociendo mejor a si mismo y despertando en si aquel instinto de guerrero que en su anterior vida poseyó…

Los suyos se habían adaptado de una forma rápida a aquellas excepcionales criaturas quienes durante el día se desplazaban por su tierra y por la aldea, muchas de ellas se habían mostrado amables, ya que por cuenta propia accedían a ayudar a los aldeanos en sus ‘tareas diarias’, por lo que ante su muestra de amabilidad los aldeanos mostraban su aprecio sincero por ellas y por el hombre a cual le sirven. La Pequeña Carta ‘Lluvia’ se apreciaba al utilizar su suave llovizna sobre las cosechas: ‘Nube’ tenía su utilidad al colocar nubes en el cielo en una ubicación precisa para que los aldeanos que trabajaban en los campos no sufriesen de insolación; ‘Agua’ mantenía la estabilidad y una agradable temperatura en aquel río cercano de la aldea e incluso ayudaba a que la pesca de algunos hombres y niños fuese un poco más fácil al ser ella la que ‘asustaba’ o acarreaba a los peces hacia las orillas; ‘Bosque’ ayudaba a la fertilidad de las cosechas; ‘Poder’ ayudaba en la ‘mano de obra pesada’ si se deseaba construir; y así muchas otras más utilizaban sus habilidades para facilitar un poco las tareas de aquella aldea, aunque en ocasiones Yue limitaba esas ‘generosas contribuciones’ por parte de ellas, no porque él no quisiese ayudar pero… él creía que no debían volverse indispensables para la vida de aquellas personas, ya que de un momento a otro, posiblemente, dejarían este lugar y el daño por su partida para ellos sería peor, por lo que el Juez se mantenía firme en limitar en ocasiones a las criaturas e incluso el prohibirles intervenir… Sin duda era lo mejor ya que había leído muchas veces como es que sociedades se destruyen al depender de algo que de una manera repentina después son privadas.

Yue no tuvo demasiados problemas para adaptarse a esto, pero Kero… el privarlo de tecnología como refrigerador, televisión y una consola de videojuego fue difícil de superar! Debía encontrarse muy ocupado para no resentir la ausencia de esas cosas… Por lo que Goku se las ingeniaba para mantenerlo en alguna tarea.

Con Goku… bueno, para él fue sumamente fácil el adaptarse a este estilo de vida, después de todo, durante toda su niñez anduvo de arriba a bajo viajando sin tener un lugar especifico al cual volver.

La brisa que golpeaba levemente su rostro se sentía como una suave caricia al encontrarse tomando un descanso debajo de una fresca sombra que un árbol proporcionaba sobre su cabeza, ah su lado Kerberos y Yue observaban de igual forma el entrenamiento de Uub al estar teniendo un encuentro con Pelea.

Uub aun era temeroso en un combate, eso no ayudaba a que su desempeño en el entrenamiento fuese al 100%, y Pelea no parecía tenerle demasiada consideración al ‘novato’ al que enfrentaba.

Kerberos: Esta muy agresiva- comentó desde su lugar al lado de su amo.

Yue: Siempre lo esta cuando entrena con Uub- añadió.

Goku: Esta aun resentida…

Kerberos: Has intentado hablar con ella?

Goku: Muchas veces, y aunque ya le he explicado mis razones, sigue igual de testaruda- dijo al pasar su mano por detrás de su cabeza.

Kerberos: Le explicaste las razones por las cuales has hecho todo esto antes que a nosotros?!!!! >.<- dijo al echársele en cima y ponerlo nuevamente contra el suelo boca abajo.

Goku: ¿Y ahora que hice? O.o Kero >.< no me lo tomes a mal pero… pesas mucho!

Kerberos: Es lo menos que te mereces después de que me mantienes con la duda que descaradamente nos ocultaste y que ya le viniste diciendo a Pelea primero que a mi! Eres un desconsiderado >.<

Goku: Bueno, es que ya no me preguntaste o.o- el león dorado cayó de espaldas ante esta revelación, pudiendo Goku sentarse nuevamente.

Yue: No queríamos presionarte para que nos lo dijeras, pero si ya te abriste con Pelea, creo que nos agradaría escuchar las razones de tus actos- habló.

Goku: yo sé que no muchos de los que conozco que presenciaron lo que ocurrió en el Torneo de Artes Marciales de hace meses no lo entenderían pero la razón es simple… Uub es mi responsabilidad- añadió sonriente sin apartar su vista de aquel combate de entrenamiento que se llevaba a cabo.

Kerberos: Explícate.

Goku: Ya eh tenido la oportunidad de hablarles sobre mi anterior batalla contra un demonio creado por la magia de un mago, Majin Boo. En una confrontación final, antes de que muriese yo desee en ese ultimo momento en que ese ser reencarnase, pero esta vez como una buena persona…

Kerberos: Y te cumplieron ese capricho? O.ó

Goku: Desconozco la razón por lo cual sucedió, pero al parecer en el más allá mi petición fue escuchada y el resultado es el nacimiento de Uub, él no lo sabe aun pero es la reencarnación de ese Boo al que enfrentamos hace años, el resultado de lo que pedí aquella vez.

Yue: Debe ser alguien muy importante para que le concediesen esa petición- pensó.

Goku: Aquella vez que por primera vez vi a Uub supe lo que ocurrió, es entonces que decidí probarlo a él y a sus poderes, por ello decidí participar en el Torneo ya que él lo haría. En ese combate que sostuve con él pude darme cuenta que efectivamente los poderes de Boo se encuentran en su interior, poderes que son capaces tanto de hacer un bien como un mal… Al darme cuenta de ello, y pensar en la posibilidad de que él al ser un humano normal no fuese capaz de contener su poder pondría en peligro a todo aquel que estuviese a su alrededor, a este planeta mismo, oh si llegase alguien que notase lo que yo, seria capaz de encaminarlo nuevamente hacia el mal y seria algo catastrófico…- realizó una ligera pausa- El pensar en esa clase de posibilidades me hizo decidir que era mi deber el de ayudarlo a encontrar su camino, instruirlo a controlar esos poderes que día con día, año con año crecerían en su interior y sin las indicaciones adecuadas podría convertirse en una especie de bomba de tiempo que pudiese ser devastadora para la Tierra…

Yue: Entonces, es por ello que consideras a Uub tu responsabilidad, porque tu deseaste que Majin Boo regresara a esta vida, y lo hizo en un ser humano, en ese niño…

Goku: Esa es una de las razones por las cuales tome aquella decisión… Uub es mi responsabilidad, por lo menos lo será hasta que él sea capaz de formar un juicio sobre el uso de sus poderes, y que este sea capaz de controlarlos a voluntad.

Kerberos: ¿Planeas decírselo algún día?

Goku: … No creo que sea algo que necesite saber… por lo menos no de mí- respondió con tranquilidad.

Kerberos: ¿No temes que al saberlo vaya a convertirse en lo que fue antes?

Goku: Yo no deseo obligar a Uub a seguir un camino que yo le escoja, solo deseo mostrarle los diferentes caminos que giran alrededor de él y sus poderes, cuando este listo, él será quien decida qué es lo que hará y cual de ellos seguirá… confió en que tomara la mejor dirección…

Yue: ¿Y al no ser así?

Goku: … Deberemos luchar nuevamente- respondió indiferente- Ahora entienden el porqué de mi decisión?

Kerberos: En parte, creo que eh logrado finalmente comprender la razón- respondió.

Yue: Te has convertido en un hombre con muchas responsabilidades…

Goku: Sí, creo que sí- agregó al colocar una de sus manos sobre su nuca- Ustedes lo comprendieron pero Pelea ella… bueno, no fue tan comprensiva.

Yue: Ella entiende eso, pero creo que cree que ah olvidado una responsabilidad más grande que posees…

Kerberos: Tu familia- complementó.

Goku: …. Lo que hago también es por ellos- murmuró- … Y de igual forma, por ustedes.

Yue: ¿Por qué lo dices?

Goku: Una vez, Bulma me dijo que soy alguien que siempre atrae a las personas con malas intenciones, le doy toda la razón… Cada batalla solo sucede a otra y en cada una, los enemigos son seres con un mayor poder que el anterior…. algún día llegara alguien que será mucho más fuerte que yo y cuando ese día llegase ¿qué es lo que sucedería? No me gustaría pensar que después de mí no existiese alguna otra clase de defensa…

Yue: Pero existe, Gohan, Goten, ese saiyajin de nombre Vegeta…

Goku: Vegeta es alguien en quien tengo mucha confianza pero… Gohan y Goten… ellos no son como nosotros…

Kerberos: Lo haces por que no confías en ellos… o es porque intentas protegerlos?- preguntó.

El saiya guardo silencio por unos momentos… No era porque desconfiaba en ellos, confiaba en sus hijos plenamente ya que incluso en sus cortas edades en el pasado fue capaz de confiarles el destino de este planeta y de las personas que ama en sus jóvenes hombros, ya que han demostrado tener mucho mas potencial que él o incluso Vegeta… Todo esto lo hacia porque quería protegerlos, no desea sentirse responsable de lo que pudiese ocurrirles si él muriese y que ellos fuesen los siguientes en la mira de algún enemigo en el futuro… quería y debía protegerlos pero para ello ¿era correcto el de arriesgar una vida inocente más?

Yue notó el ligero desconcierto en el que su amo se encerró por un momento.

Yue: ¿Por qué mencionas que también esto lo haces por nosotros?- preguntó tratando de atraer su atención de donde quiera que estuviese su mente en ese momento.

Goku: … Bueno yo… Yo no voy a vivir para siempre…

Kerberos: Oye no, no empieces con esa clase de cosas! >.<- añadió al recordar que al tocar ese mismo tema fue el inicio de la despedida de su creador hacia ellos- No lo considero gracioso.

Goku: Bueno yo solo lo digo porque algún día moriré y me preguntó qué es lo que pasara con ustedes…

Kerberos: Lo mismo que ah sucedido… otra persona tomara tu lugar- respondió con seriedad- Nuestro creador escogió a Sakura para serlo… Sakura debió escogerte a ti… algún día tu harás lo mismo…

Goku: Y pensando en eso eh decidido que Uub algún día podría llegar a ser esa persona…

Kerberos: ¿te volviste loco?! >.<

Yue: Creo que preferiríamos no hablar de esas cosas…- añadió.

Goku: Esta bien… pero solo piénsenlo, es un buen chico y posee las habilidades que requieren para lograr sustentarlos.

Kerberos: Que dejes eso de una vez >.<!- dijo al arrojársele nuevamente sobre su espalda y nuevamente su rostro estuviese contra el suelo.

Goku: ¿Y ahora que hice?

Kerberos: No lo entenderías… así que mejor no hables de ello esta bien?

Goku: Yo solo lo pienso porque me preocupe por su futuro…

Kerberos: No lo hagas aun… apenas hemos comenzando nuestra vida a tu lado y tu estas pensando ya en quien será el siguiente?!

Goku: Lamento si les molesto… Pero como ya dije… mi vida esta llena de batallas que suceden a otras… algún día podría morir prematuramente… y no me agradaría el dejarlos a ustedes sin ninguna clase de amparo… Son mi responsabilidad, y no desearía dejarlos de esa manera tan irresponsable, me agradaría más el ‘irme’ sin dejar esa clase de asuntos pendientes para con ustedes…

Yue y Kerberos se miraron entre si, el tema siempre era un poco incomodo de asimilar, ahora el hablar… bueno, preferirían no tener que pensar demasiado en ese futuro… Siempre resultaba doloroso y debían admitir que no les agradaba pensar en cuando ese día llegase tarde o temprano…

Afortunadamente, el sonido de la batalla atrajo la atención de todos, Uub no fue capaz de contener el ultimo golpe de Pelea quien rompió aquella defensa lo cual le permitió el lograr que sus ataques llegasen directamente contra el pequeño.

En estos meses, él había sido instruido por el saiyajin en artes marciales, también a incrementar su resistencia y últimamente había comenzado a ser introducido poco a poco al conocimiento y uso del ki. Sin mencionar que hace menos de una semana, aquel león dorado de nombre Kerberos había comenzado a instruirle sobre conocimientos ‘mágicos’… esto le resultaba extraño, ya que él no se consideraba algún hechicero o mago… Pero aquel joven de cabello platinado le había dicho repetidas veces que había una poderosa magia en su interior… pero él no se sentía así….

Todos los días tendían a abandonar la aldea para poder entrenar en lugares despejados en donde no causasen ningún disturbio a los demás. En ocasiones era con Goku con quien tenía ligeros combates de entrenamiento, con él le era mucho mas fácil el levantar los puños y que se animase a lanzar un golpe, pero cuando era aquella jovencita… bueno, no lo habían educado para golpear a las ‘niñas’; pero a través de esos combates de entrenamiento podría notar que él no le agradaba, oh por lo menos eso sentía al tan solo mirar su expresión y su frialdad para con él ya que ella proporcionaba un muy diferente trato para con otras personas…

El cuerpo del pequeño cayo pesadamente de espaldas contra el suelo, logro abrir sus ojos solo para lograr mover su cabeza y que el puño de Pelea se incrustara poderosamente contra el suelo en donde hace unos momentos su cabeza descansó, rompiendo la corteza del suelo y quedando ella sobre él.

Uub tragó saliva al ver que se encontraba a su completa merced mientras ella lo miraba con tanta frialdad que helaba su sangre y posiblemente sus músculos ya que se sentía imposibilitado tan siquiera de moverse al sostener su mirada.

Pelea volteó ligeramente hacia su amo el cual permanecía sereno ante lo que sucedía, ella levantó su puño con intención de golpear al niño de color, y todo indicaba que no se tentaría el corazón para hacerlo, Uub cerro sus ojos para prepararse de la llegada del posible dolor que lo sacudiría en unos segundos, pero los segundos pasaron y no sintió nada… Tímidamente abrir sus ojos solo para ver el puño de su oponente frente a si a escasos milímetros de su rostro.

Pelea: … No lo entiendo…. Qué clase de guerrero cree Goku-sama que eres… si ni siquiera eres lo suficientemente valiente como para recibir un golpe de frente….- susurró solo para el pequeño quien la miraba con cierto temor. La Carta simplemente desplegó su dedo índice de su puño para golpear ligeramente con este la frente del niño para después ponerse de pie y dar por terminado su turno para ser su contrincante.

Goku: ¿Estas bien?- preguntó al extenderle la mano al niño, quien la tomo para ayudarse a levantarse.

Uub: Sí señor Goku, estoy bien, discúlpeme por mi pobre desempeño frente a esa chica.

Goku: Descuida Uub, creo que Pelea aun resulta demasiado para ti…. es eso o es porque eres un muchacho muy bueno que no acostumbra a golpear a las mujeres.

Uub: Lo siento, prometo esforzarme más la próxima vez- dijo determinantemente.

Goku: Y no lo dudo. Creo que podemos dejar el combate unos momentos y que te parece si vas con Yue y Kero a que te enseñen algunas cosas?

Uub: Me gustaría más seguir entrenando con usted- dijo con rapidez- No me mal entienda, pero ciertamente prefiero más el aprender artes marciales que otra cosa.

Goku: Uub, un guerrero no es fuerte simplemente por conocer el arte del ataque y de la defensa de las Artes Marciales, no, un gran guerrero es aquel que cuenta con diferentes tipos de conocimientos que podrá poner a prueba en un combate, mientras más diferentes clases de defensas poseas, serás un guerrero más completo y experimentado. Yo sé que no entiendes muchas cosas, pero debes de creerme cuando te decimos que una poderosa magia esta en ti, y sería muy bueno tanto para ti como para un futuro el que supieses el utilizarla… quien sabe, tal vez algún día esa clase de conocimientos pueda salvarte la vida…- explicó al niño quien lo escuchaba y miraba con sumo respeto.

Uub: … Esta bien Señor Goku, haré mi mejor esfuerzo, lo prometo.

Goku: Entonces ve, anda- añadió animando al pequeño a ir hacia las criaturas y que se dispusiera a aprender de ellos.

No muy lejos de ahí, la pequeña silueta de Carrera se desplazaba velozmente por entre los arbustos que rodeaban la aldea en la que había vivido por algún tiempo. Ella, al igual que sus demás hermanas, son muy queridas por los aldeanos, en especial por los niños pequeños, y ellas jamás se niegan a juguetear un poco con ellas. Carrera era una de las mas ‘solicitadas’ su apariencia de pequeño zorro le ayudaba a tener mucha popularidad con los niños y él había aprendido a querer mucho a los niños humanos, eran divertidos y amables, mucho más que los adultos.

Se sentía tan bien jugueteando de esa manera con los niños humanos. Esta vez parecían jugar a las ‘escondidas’, era el turno de la criatura el esconderse, algo que le resultaba muy fácil por sus habilidades, pero no hacia uso extremo de ellos ya que de esa forma no sería ‘divertido’.

Se escondió dentro de un árbol hueco al escuchar risas de pequeños niños muy cerca, hasta que finalmente se detuvieron en un pequeño claro de árboles, entre risas y juegos finalmente habían optado por dividirse, la más pequeña del grupo permaneció indecisa hacia donde dirigirse, y cuando finalmente se había decidido, pudo divisar una figura que había salido al claro.

La pequeña niña de color miró a esa silueta con inocencia pura, ante sus ojos no podía descifrar si se trataba de hombre o mujer, ya que una capucha cubría sus cabellos y esta le hacia sombra en la parte inferior del rostro dejándose ver solo sus mejillas y labios, los cuales mostraban una ligera sonrisa para después hablarle con una suave voz.

– Son hermosas ¿no es cierto?- preguntó justo cuando levanto su rostro hacia el cielo y fue capaz de mirar como es que la pequeña carta Nube y Lluvia pasaron con gran velocidad.

La pequeña logró ver el paso de las criaturas y solo atino a responder- Sí, son criaturas muy hermosas, en la aldea todos estamos felices ya que su llegada fue como una bendición para nuestra gente- comentó.

– ¿Las han ayudado mucho?- cuestionó.

– Sí, son muy amables, junto con el joven y el señor-maestro de Uub que las cuidan- argumentó.

– Entiendo…- murmuró y guardo unos momentos de silencio.

– ¿Usted ya las ha visto?

– … Claro…. es mas, las conozco muy bien desde hace muuuucho tiempo- dijo con una sonrisa torcida- Podrías decirme si esos hombres quienes las cuidan siempre se encuentran en la aldea?

– Nop… ellos se marchan todos los días desde muy temprano y regresan justo antes de que el sol se esconda por el valle.

– Ah, si entiendo…. y todas ellas permanecen con ustedes hasta entonces?

– La mayoría de ellas sí, creo que solo una de ellas acompaña al maestro de Uub, al león volador y al joven apuesto- añadió con una inocente sonrisa.

– Has sido una niña muy amable pequeña…- extendió su mano cerrada hacia la niña, la cual emano una ligera aura que al momento de desaparecer en su mano descansaba una especie de caramelo- … Por tus servicios- dijo ante el desconcierto de la pequeña- Anda, tómalo- sonrió con amabilidad, en ese momento en que esa persona se inclinó hacia ella, la pequeña fue capaz de ver a través de las sombras que cubrían aquel rostro y sintió una enorme confianza como para tomar el caramelo que rápidamente agradeció y rápidamente continuo con su juego al darse cuenta que se había retrasado.

– Niños…. la única vez en la que el ser humano aun es puro e inocente…- pensó para sí- … Pero eso no los hace merecedores de mi compasión cuando el momento llegue.

Carrera salió de su ‘escondite’ al sentir en la brisa que logro filtrarse por el tronco una cierta irregularidad que le atraía, que lo llamaba…

Sus cuatro patas lo llevaron hasta aquel mismo claro en donde aquella silueta encapuchada lo esperaba con los brazos abiertos.

La criatura utilizo su olfato y demás sentidos para percatarse si no detectaba algo peligroso en aquella persona, pero su presencia y esencia era demasiado atrayente como para contener sus movimientos y en un instante, aquella persona tomó a la criatura entre sus brazos, acariciando su mentón, Carrera pareció disfrutarlo mucho.

– Bienvenido a mi lado Carrera… me alegra que tu hayas sido el primero de todas las demás…- murmuró al instante en que un aura que emanaba de aquel cuerpo cubriese igualmente la silueta de Carrera hasta que esta se volvió un ser luminoso para después solo desaparecer entre sus brazos…

Yue volteó solo un momento a lo que parecería una dirección incierta… sus sentidos intentaron agudizarse pero no sintió nada en especial cuando lo logró…

Kerberos: ¿qué te ocurre?- preguntó al verlo distraerse en plena ‘clase’.

Yue: … No… no es nada- añadió, pero sin dejar de mirar en aquella dirección.

Uub: sucede algo malo?

Kerberos: No descuida, ya te acostumbraras a la forma actuar tan extraña de este hombre- añadió sarcástico- Pero tu y yo podemos seguir en lo que estábamos.

Uub: Esta bien… Me hablabas sobre la diferencia de la energía que ustedes poseen y la del Ki.

Kerberos: Ah si es verdad, ejem, bueno podemos recalcar que…

Mientras Kero hablaba, el Juez no podía sentirse tranquilo, pese a no sentir nada extraño, sus sentidos se alertaron por lo tanto no justificaba que no hubiese una razón aparente del por cual hacerlo… Clow alguna vez le dijo que siempre debía obedecer a sus instintos cuando lo alertasen de esa manera, ya que nunca sabría cuando podría haber peligro a sus espaldas, pero no quiso alarmar a Kerberos, ni mucho menos al saiyajin por lo que se mantendría él alerta por todos ellos.

El día paso con tranquilidad para aquellos que permanecieron en las afueras de la aldea. La noche cubrió rápidamente con su manto los cielos. Kero permaneció en la pequeña construcción que en esta aldea habían construido, y pese a ya no contar con lo que ‘lo hacia feliz’ (TV. Juegos de Video, Refrigerador) no podía quejarse demasiado de su situación. Su enorme figura se encontraba echada en el suelo, se sentía con mucho cansancio, y aunque pareciese extraño perdió el apetito, es por ello que no acompaño a Yue con Goku y Ubb, quien los padres de este ultimo habían invitado a cenar. Esto sin duda les preocupo a ambos, pero en fin.

Para la bestia, el permanecer o no permanecer en su forma falsa era algo que no le importaba como antes, en la que prefería su minúscula forma ya que le resultaba mucho más cómodo el poder desplazarse en la casa de su antigua dueña; cuando estaba con Clow, no debía acceder a ella ya que él vivía en una enorme construcción con bastas hectáreas de jardines… le agradaba la libertad de ese tiempo, ya que con Sakura, su libertad de movimientos eran reducidas en una época en la que todo era tan concurrido y de espacios pequeños… y ahora, nuevamente en este mundo su apariencia no resultaba aterradora a nadie, ni mucho menos extraña, era más libre en este mundo por lo que nuevamente se había adaptado a permanecer siempre en su real y respetable forma de león dorado.

Un profundo sueño logró que sucumbiera a la completa inconciencia después de dejar escapar uno o dos suspiros profundos. Si hubiese podido aguantar dos o tres segundos más, hubiese sido capaz de cuestionarse en dónde se habrían metido las criaturas, ya que había sido incapaz de verlas por los alrededores desde que regresaron a la aldea…

El silencio dentro de la construcción solo era interrumpido por los incesantes ronquidos de la bestia. Después de un determinado tiempo pasado, la única puerta de acceso al lugar se abrió entre la oscuridad, dando paso a una figura que parecía pertenecer a ella.

Pisaba con cuidado las tablillas del lugar mientras que sus ropas se arrastraban ligeramente contra el suelo. No debía preocuparse demasiado por si la bestia despertaba oh no ya que sabía que no lo haría por lo menos mientras se encontraba tan cerca…

Todo se encontraba en penumbras y era difícil el buscar, lo único que atino a mirar fue una sencilla vela que descansaba en una repisa, por lo que instantes después apunto su dedo índice hacia ella y mágicamente la vela se había encendido con un fuego muy leve que iluminaba partes del lugar.

Nuevamente se trataba de aquella persona que escondía su rostro por la oscuridad que sus ropas le proporcionaban.

Busco con cuidado cada gaveta que pudiese haber, cuidando dejar todo en orden, hasta que finalmente diviso en una de las repisas lo que buscaba, definitivamente pensaba que no habían sido muy listos para cuidar aquello que tomo entre sus manos con cuidado y si alguien hubiese podido ver sus ojos en ese instante hubiesen sido capaz de notar como un brillo de avaricia destelló en sus ojos.

– Despierta…- podía escuchar el guardián en su sueño- … Kero… Kero… Kero!- ¿quién lo estaba llamando?- Despierta de una vez, Kero!- resonaba esa voz en su conciencia que intentaba alertarlo. Esa voz… ¿de quien era su dueña?… – Kero, despierta… despierta antes de que sea tarde! DESPIERTA!- el león dorado abrió sus ojos súbitamente, poniéndose de pie con rapidez y notar lo que sucedía.

– ¿Cómo puede ser esto posible?- murmuró aquella persona.

Kerberos ciertamente se sintió confundido, y le tomo dos segundos a su mente el aclararse y darse cuenta de lo que sucedía. Con tan solo postrar sus ojos sobre aquella silueta, sus instintos lo alertaron de la situación, y más aun cuando se dio cuenta de lo que llevaba en sus manos.

Kerberos: ¿Quién eres tu? ¿Qué haces con ese libro? devuélvelo a su lugar- dijo con cierto desafió.

– ¿Devolverlo a su lugar?- preguntó sarcástico- Eso es lo que busco, y ese sitio es conmigo!!- extendió su mano derecha hacia el guardián, el cual fue golpeada con una fuerza extraña que no fue capaz de lograr repeler con su fuerza y que finalmente su cuerpo se estrello contra la frágil pared, haciendo un hueco en este.

Kerberos: Eso… me dolió…- agregó al lograr sobreponerse de entre los escombros.

Sus instintos felinos le permitieron notar incluso en la oscuridad como es que aquella silueta intentaba huir, pero no lo permitiría, por lo que haciendo uso extremo de sus cuatro patas comenzó la persecución.

– Niña entrometida! Solo me causas problemas o logras que las cosas se me compliquen, pero me las pagaras todas, ya lo veras!- pensaba rabioso aquella persona al estar conciente del porque su hechizo de sueño no había funcionado.

Kerberos: No escaparas de mí!- bramaba al instante en que desplegó sus alas ya que en el aire se consideraba mucho más veloz.

Justo cuando volaba por encima de aquella silueta y que en su hocico se formaba una llamarada, la silueta encapuchada brillo por unos instantes, para que instantes después unas alas creciesen de sus espaldas y fuese capaz de esquivar el ataque de fuego a una gran velocidad.

El guardián de fuego miró aquellas alas que simulaban ser las de un murciélago, casi demoníacas al parecer estar hechas de carne viva.

– Eres un insolente! Pero que más podría esperar viniendo de una criatura tan patética creada por un hombre igual de patético?- dijo sarcástico.

Kerberos: No tolero que nadie hable de esa manera de Li Clow frente a mí!- nuevamente acumuló su energía en su hocico, pero antes que sus intenciones se llevaran a cabo sintió un fuerte tacleo aéreo por su flanco izquierdo. Cuando fue capaz de estabilizarse sus ojos se desorbitaron al ver a un ser macabro quien lo había atacado.

Poseía dos alas con estructura membranosas, si silueta parecía la de un gran animal cuadrúpedo, pero su aspecto era esquelético, como si se tratase de el fósil de un demonio de 4 patas que solo preservaba poca piel y carne membranosa.

Kerberos debió admitir en ese momento que sintió temor con tan solo ver a esa criatura que portaba una mirada siniestra, sin pupila y completamente blanquecinos.

– Pequeño Minino asustadizo…. Oh no te preocupes, puedes tener miedo, ya que de igual forma alguna vez tus dueños de igual manera les temieron…

Kerberos: ¿De qué hablas?!

– No tendría caso el responderle a un pronto cadáver, mátalo!- añadió con fuerza al alejarse del lugar, al ser una orden directa para la criatura que con brutalidad se dispuso a llevar a cabo.

Mientras todo esto ocurrió.

Goku: Es muy extraño que Kero se hubiese perdido una cena o.ó- comentó el saiya al encontrarse dando aquella caminata nocturna que desde que todo esto inicio acostumbraba a realizar todos los días después de cenar; le servia para recapacitar… pensar en lo que sucedía, en lo que hacía y en lo que debería hacer… Lo seguía Yue quien ante ese mal presagio que sentía no creía conveniente dejar solo al actual dueño. Pelea caminaba a un paso más lento detrás de aquellos dos hombres al sentirse un poco extraña, sentía como si el permanecer con su forma física requiriese un gran esfuerzo de su parte el tan solo caminar tras su amo… como si su cuerpo intentase revelarse para en vez de seguirlo a él, quisiese caminar hacia otra dirección. Pero el carácter de Pelea siempre había sido fuerte y orgullosa, por lo que sería difícil que cayese de la misma forma como sus demás hermanas.

Yue: No has detectado nada extraño?- preguntó de pronto el guardián a su amo, quien lo miró intrigado.

Goku: ¿Cómo qué?- preguntó.

Yue: … No lo sé… Como si algo hubiese en el aire… algo de lo que deberíamos tener cuidado?

Goku: Hmmm…. no o.ó ¿tu sí?

Yue: … Tal vez…

Goku: Yue…. si tienes un mal presentimiento, solo dilo.

Yue: Bueno… es que Kerberos y yo últimamente hemos tenido la tentación de que…- no fue capaz de continuar, al instante en que sintió como es que la presencia del guardián que simbolizaba al Sol se encontraba luchando o algo similar.

Goku: ¿Pero qué es lo que esta sucediendo allá?…

Yue: … Creo que mejor deberíamos preocuparnos por lo que sucede aquí…- murmuró al estar mirando hacia en otra dirección. El saiya se volvió hacia la misma, solo para ver como es que Pelea se encontraba ‘presa’ entre los delgados brazos de un ser sumamente bizarro para cualquier ojo. Parecía humano, pero a decir verdad lo único que poseía de humanidad era la habilidad de desplazarse en dos piernas, pero su apariencia era esquelética y solo algunos andrajos cubrían algunas partes de su cuerpo, su cabeza se encontraba adornada por algunas crestas que le daban una apariencia de demonio, mientras que su brazo libre sujetaba lo que parecía una hoz de la cual su hoja parecía ser de energía pura.

Pelea se encontraba inexplicablemente débil como para poder quitárselo de encima, por lo que su resistencia era nula.

Goku: Mira, no se quien seas tu, pero más vale que la sueltes en este preciso momento- añadió con seriedad al notar lo delicado que todo esto podría volverse.

– ¿Oh si no qué harás?- una voz grave y de ultratumba emergió de la criatura, quien pese a no haber movido su quijada, pudo comunicarse- No creo que quieras ver como la sangre de esta criatura se derrama por el suelo… o si?- añadió al acercar la hoja de su arma al cuello de Pelea quien después de unos momentos finalmente había quedado rendida.

Yue: Hazlo ahora si no quieres ver tu cabeza rodar por el suelo antes de hacerlo- añadió desafiante al haber formado su flecha de energía.

– Ha ha ha ¿te crees acaso mas rápido que yo?- intento provocarlo- será interesante…. ver qué es lo que sucede primero, si tu aciertas o la cabeza de ella rueda por el suelo… ¿aceptarías el reto?

Goku: Ya basta de juegos!- en un instante su silueta se desplazó justo detrás de la criatura, y aunque fue su intento el poder sujetarlo, su mano se quemo al contacto de un campo de fuerza que lo rodeaba inclusive por la retaguardia.

– Que predecibles…- murmuró al mirar desafiante al hombre, para después dar un ligero vistazo hacia el cielo al sonreír con malicia- Ahora que tenemos su atención, no creo que sea necesaria la presencia de nuestra amiguita- añadió al instante en que el cuerpo de Pelea desapareciera de sus manos como si se tratase de humo.

Ambos pudieron ver como es que un segundo extraño se unió a la escena en ese momento, que se mantenía en el aire sostenido por aquellas alas, mantenía sus brazos extendidos frente a él, lo que mas llamaba la atención era la presencia del Libro de las Cartas en la propiedad de ese sujeto y como es que poco a poco la silueta de Pelea había aparecido entre sus brazos.

Yue: Ya son dos….- murmuró al haber bajado la guardia tratando de comprender lo que sucedía. Algo que fue ventajoso para la otra criatura de la hoz, que se lanzó con rapidez contra el guardián alado, envistiéndolo y así alejándose ambos de escena.

Goku: Yue!!

– No deberías preocuparte por él…..- habló la silueta que sostenía el Libro, frenando los deseo del saiya de ir en ayuda del otro guardián.

Goku: ¿Quién eres? ¿qué es lo que quieres?

– Mi identidad es algo que siempre suelo guardar… ya que por alguna razón, los seres humanos siempre temen a las cosas que no tienen nombre… a lo que desconocen, me agrada ver su miedo y su desesperación al no poder darle nombre a otro ser…- añadió sarcástico.

Goku: Termina con los juegos y devuélveme lo que has tomado.

– Por qué debería, si siempre me han pertenecido a mi?

Goku: ¿Qué dices?… explícate!

– No tengo por que… Solo vine a este mundo a recuperar lo que necesito, Esto y toda la magia que contiene. Debiste ser mas cuidadoso

Goku: ¿Qué es lo que pretendes con todo esto?!

– Por supuesto que jamás pensaría en la estupidez de medirme contigo…. Debo admitir que, por ahora, posees un poder destructivo el cual sería capaz de reducirme a nada con tan solo desearlo… Pero no soy tan estúpido para darte esa oportunidad, solo vine a este mundo por estos ‘objetos’ que has perdido ya frente a mí, por tu descuido y falta de tacto; así que espero no volver a verte otra vez, porque te aseguro que si lo hiciera… ya no te tendría ninguna clase de miedo…- murmuró con despecho.

Goku: Espera! Ni creas que te permitiré que lo hagas!- de un rápido movimiento se elevó en el aire hacia aquella silueta quien simplemente atino a sonreír cuando su figura comenzó a transparentarse como si se tratase de un fantasma o una ilusión- ‘Poseerás la fuerza para destruir una galaxia completa… pero hay cosas que ni todo tu poder es capaz de evitar…’- finalizó al desaparecer sin dejar ningún rastro.

El saiya pasó de largo el lugar en donde instantes antes se encontraba aquel sujeto, miró hacia en todas direcciones, intentando incluso en localizar su presencia pero…. nada…

Sus alas le daban el impulso suficiente para lograr esquivar aquellos cortes del arma de energía que por el momento solo atinaba a cortar el aire o algún otro árbol de los alrededores.

Yue se consideraba veloz, pero aquel ser que asimilaba venir del mismo infierno poseía su misma o tal vez más agilidad en el aire o en el suelo.

No entendía el por qué lo atacaba, pero era suficiente para él saber que sino se defendía terminaría muerto bajo su arma, por lo que utilizando su técnica de hielo cortante era capaz de dejarlo atrás, pero aquel demonio con simples movimientos de sus armas las golpeaba e inhabilitaba por completo.

Para aquella criatura aquello era solo un pequeño jugueteo con aquel ser alado que si alguien externo los mirase seria capaz de pensar que se trataba de la lucha de un Ángel con un Demonio Némesis, y así es como aquel demonio lo miraba, por lo que sus impulsos de querer comprobar que los demonios eran seres mas inferiores que los Ángeles, eran los que lograban que sus movimientos fuesen mas precisos.

Yue no recordaba haber tenido mucha experiencia en esta clase de batallas; al lado de Clow fueron pocas, pero él era joven e inexperto en ese entonces; con Sakura… no tuvo necesidad de pelear por su vida como ahora, oh por lo menos eso recordaba.

Sin tener tiempo de reaccionar, el guardián sintió como su ala fue desgarrada con violencia al instante en que la hoja de aquella arma de energía pasase a través de ella como si fuese una hoja de papel. El dolor que recorrió su extensión emplumada lo venció por un instante al caer al suelo y que su oponente acercase su arma contra su cuello al permanecer de pie y triunfante.

– Patética criatura, no importa de quien seas propiedad… el simple hecho de haber sido creado por el patético de Clow es algo que te seguirá hasta la tumba!- levantó el arma dispuesto a desgarrar algo más que solo plumas.

Yue miró con desconcierto como es que aquella criatura cambio de parecer en menos de un segundo… Ya que simplemente bajo por completo la guardia, se atrevió a darle la espalda y comenzar a alejarse hasta que si silueta se desvaneció por completo frente a sus ojos.

Escuchó pasos presurosos en esa misma dirección, creyó por un momento que se había retractado y venia de nuevo, pero fue la silueta de su ahora amo quien llego a su lado y atino a ayudarlo a ponerse de pie, preocupándose primero de su seguridad que de lo demás.

Yue: Esa criatura.. simplemente se desvaneció como si se tratas de aire- dijo al resentir por un momento la herida de su ala.

Goku: será mejor que atendamos tu herida.

Yue: Estoy bien…. Yo me preocuparía más por lo que se llevaron…- murmuró tratando de conservar la calma al estar conciente de lo que se habían hurtado.

– …. Se llevaron las Cartas…. fue mi culpa, lamento no haber podido… evitarlo…- agregó la voz del otro guardián quien venía tambaleándose levemente por entre las sobras hasta el claro.

Yue: Kerberos!

Para alguien con los sentidos tan finos como Yue y Goku el olor a sangre fue mas que notorio al instante en que el león dorado se aproximó intentando llegar hasta ellos pero su enorme silueta se dejo vencer en el suelo.

Goku: Kero! Pero qué fue lo que te dejo así?- preguntó al tratar de contener la hemorragia en el costado que empapaba parte de su pelaje dorado, sin duda alguna era el resultado de una zarpa.

Kerberos: Debí… haber prestado mas atención.. si tan solo hubiese…

Yue: Calla Kerberos, guarda tu fuerza- lo interrumpió al sentirse un poco agobiado al ver el estado de su compañera quien pese a contar con solo una herida, era lo suficientemente grave como para debilitar a tan feroz bestia.

Kerberos: Pero… el Libro…. nosotros tenemos que….- intentó levantarse.

Goku: Ya basta Kero…. se han ido- dijo con una inexplicable calma.

Kerberos: … Maldición… caímos…. tan fácilmente…. Fallamos… perdónanos…- murmuró al no tener opción mas que permitirle a su cabeza recaer sobre los brazos de su amo.

Goku: Descuiden…. No fue su culpa y no pienso creer que lo fue… – dijo comprensivo- No entiendo lo que pasó… pero en esta vida todo tiene solución excepto la muerte, así que no desesperen, las encontraremos, no importa en donde estén- añadió con tranquilidad, e incluso dejando resaltar una ligera sonrisa que daba confianza a los guardianes quienes se sentían decepcionados y un poco abatidos al no ser capaces de sentir esa unión que siempre habían tenido hacia la criaturas de Clow….

– Fin del Capitulo 16-

Notas de Ulti_SG:

Bueno, aquí va otro capitulo mas de este raro fic… Ejem como pueden ver aquí la situación ah cambiado, mas misterios que dentro de poco se resolverán para traer la solución del enigma por el cual aun permanecen leyendo este fic o.O

Tal vez algunos digan que eh estado dando muchas vueltas, y probablemente que lo este haciendo muy rápido a su parecer, tal vez algunos lo consideran rápido puesto a que no me tomo otros 5 capítulos de relleno, de cómo es que Goku convivió con las cartas y cosas similares… Sinceramente esa clase de cosas no me interesan el escribir o plasmar, prefiero mil veces que ustedes utilicen su imaginación y se imaginen toda clase de sucesos chuscos que pudieron haber pasado en vez de yo ‘regarla’ y hacerlos pasar por malos momentos >.< por lo que cada quien desde casita puede imaginarse lo que quiera.

Quejas, comentarios, opiniones, consejos, a mi email ulti_sg@hotmail.com

Capitulo Siguiente

Capitulo Anterior

Regresar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s